Herramienta de traducción gratuita de páginas web
by free-website-translation.com Manuales - Teología sistemática 1
 

Manuales de estudio

Teología sistemática 1

 











 


TEMA 1.

CONCEPTOS ACERCA DE LA TEOLOGÍA

 

 

Objetivo.

El alumno conocerá el concepto de teología así como los términos y definiciones asociados con la misma

 

 

1.1 UNA ELEMENTAL DEFINICIÓN

 

Como estudiantes de teología, es necesario poder definir nuestra área de conocimiento. Vamos a partir de una definición primaria. El diccionario de la Real Academia Española de la lengua define teología primariamente como: “ciencia que trata de Dios, de sus atributos y perfecciones”. La teología puesta en práctica, está íntimamente relacionada con el concepto “doctrina” que suele concebirse como la enseñanza de la teología. Doctrina en realidad, es definida (por el mismo diccionario) como “enseñanza que se da para instrucción de alguien”.

 

Las dos definiciones nos pueden aportar una idea fundamental, teología es lo concerniente a los asuntos de Dios y doctrina es la enseñanza que se da respecto a estos asuntos. Ahora bien, falta aún definir que tipo de teología y de doctrina deben ser utilizados.

 

Esta amplitud de aplicación permite entender porque es correcto que, algunos movimientos religiosos de diversa índole enuncien sentencias como las siguientes: “es que, de acuerdo a nuestra teología…”, “es que nuestra doctrina es diferente…”, “Nuestro punto de vista teológico al respecto…” La teología y la doctrina, dependerán de quién las esté utilizando y de la base sobre las que se quiera enseñar.

 

 

1.2 TEOLOGÍA ASOCIADA CON CAMPOS DE APLICACIÓN

 

En el entendido de las ideas anteriores, la teología, es referenciada de acuerdo al área de conocimiento acerca de Dios al cual se orienta. De aquí nace su nombre por lo que, creemos necesario señalar cuáles son las diferentes acepciones para esta “ciencia” de la fe.

 

Teología natural.    Se refiere al estudio de la revelación de Dios que puede encontrarse pero solo en la naturaleza o, en un sentido más amplio, en el universo físico. No toma en cuenta ninguna cuestión de carácter espiritual.

 

 

Teología revelada. Se refiere al estudio de las verdades de Dios contenidas solamente en la Palabra Escrita revelada de Dios: La Biblia.

 

 

Teología bíblica.     Es la teología que se aboca al estudio de la Biblia y de las revelaciones de Dios contenidas en ella, considerando su orden de revelación y el contexto histórico en que cada una de estas verdades fue revelada. Se centra en una exposición doctrinal y ética de las Sagradas Escrituras.

 

 

Teología propia.     Es la teología que se encarga únicamente del estudio de las tres personas de la Deidad: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. En este estudio no se contempla el análisis de la obra de una o todas las personas de la trinidad.

 

 

Teología histórica.   Es la teología que se encarga más del estudio del desarrollo del pensamiento cristiano que de su revelación. Se ocupa, por lógica, de analizar religiones, sectas, herejías y denominaciones en su origen y desarrollo filosófico.

 

 

Teología práctica.    Se encarga de estudiar los conceptos relacionados con las verdades reveladas de Dios y de la forma como estas deben aplicarse a la vida cotidiana de una persona.

 

 

Teología dogmática.           Se refiere al estudio de aquellas verdades que pueden ser sostenidas con total certeza.

 

 

Teología especulativa.    Se concentra en estudiar las verdades reveladas que parecen tener su fundamento en conceptos abstractos que no pueden validarse de manera clara.

 

Además de estos conceptos, se citan otros como teología del Antiguo Testamento o del Nuevo Testamento que se centra en el estudio de las verdades reveladas en cada uno de los dos pactos en que se divide la Escritura y, en ocasiones, llega a hablarse de teología petrina o juanina si lo que se está estudiando en la idea filosófica del apóstol determinado.

 

Aquí en donde cabe una reflexión.

 

En la mayoría del mundo cristiano, suelen encontrarse materiales en los que se hace referencia a una teología calificada de sistemática y que de hecho, representa el tipo de teología que estudiaremos en las dos materias teológicas que forman parte del plan de estudios de este instituto bíblico, lo que debe llevarnos a considerar el porque vamos a estudiar la teología sistemática. Es necesario saber porque recurrimos a esta herramienta en lugar de inclinarnos a alguna otra. Lo que puede aclarar esta situación es la siguiente definición:

 

Teología sistemática:

Es la teología que trata de incorporar todas las fuentes de conocimiento para poder interpretar de la mejor manera las revelaciones doctrinales de la Deidad. Por ejemplo, si se desea conocer el concepto de pecado, la teología sistemática definirá el concepto de acuerdo a toda la información que exista disponible sobre el tema en toda la revelación de Dios sin importar el orden en que está haya sido definida.

 

Como puede verse, la teología sistemática (también llamada teología teísta) trata de incorporar todo el conocimiento con respecto a una temática lo que suele dar mejores resultados de interpretación y aplicación de las verdades reveladas de Dios.

 

 

1.3 LO QUE VAMOS A ENCONTRAR DENTRO

 

La teología sistemática a su vez, se divide en distintas ramas de acuerdo a los temas que son tratados en dicha teología. Se identifican como principales divisiones de la teología sistemática las siguientes:

 

Bibliología.               Estudio de las doctrinas reveladas con respecto a la Biblia.

Angelología.             Estudio de las doctrinas reveladas con respecto a los ángeles.

Soteriología.             Análisis de las doctrinas relacionadas con la salvación.

Pneumatología.        Estudio de las doctrinas con respecto a la persona del Espíritu Santo.

Eclesiología.             Análisis de la teología revelada con respecto a la iglesia.

Escatología.              Estudio de todo lo revelado que tuvo y tiene carácter profético.

Cristología.               Estudio de las verdades relacionadas con la persona de Cristo.

 

Cada uno de estos campos de acuerdo a la definición de teología sistemática se estudian estando íntimamente relacionados entre si. Este es el plan de estudios y esto es lo que la teología nos permite alcanzar. Metas ambiciosas de conocimiento que pueden hacernos no solo personas más informadas, sino personas mejores lo que siempre ha sido, uno de los grandes anhelos revelados de Dios. (Romanos 12.1-2).

 

En esto radica el mayor valor posible de la teología: hacernos mejores personas que sean consecuencia de haber entendido y desarrollado el amor de Dios que excede todo conocimiento y que ha sido manifestado en Cristo Jesús. Pero, además de ello, la teología nos abre otras puertas como las siguientes:

 

1º. Nos permite conocer la verdad sobre esta vida y la siguiente.

2º. Es necesaria para el desarrollo completo del carácter cristiano.

3º. Protege personas y congregaciones del error doctrinal

4º. Da al obrero cristiano el conocimiento necesario para ejercer su ministerio.