Translate
Manuales - Religiones y denominaciones
 

Manuales de estudio

Religiones y denominaciones














TEMA 1.

CONCEPTOS RELIGIOSOS Y ELEMENTOS COMUNES

 

Objetivo.

El alumno podrá distinguir los elementos comunes que pueden encontrarse en todas las religiones y que permiten distinguirlas como forma de pensamiento de origen humano así como los conceptos religiosos más importantes

 

 

 

1.1 DEFINIENDO LAS RELIGIONES

 

            Vamos a iniciar nuestro estudio definiendo de dos maneras lo que podemos considerar como una religión:

 

Conjunto de prácticas, órdenes e ideas desarrolladas por el hombre para acercarse al Dios o dioses en quién este desea creer

 

 

“En términos generales, forma de vida o creencia basada en una relación esencial de una persona con el universo, o con uno o varios dioses.”(2)

  

                De nuestras primeras definiciones podemos resaltar los primeros conceptos que considerar:

 

·     Todas las religiones sin importar el contexto cultural nacen de la necesidad de trascendencia del ser humano. Surgen, como una manifestación de la desesperanza del hombre ante su rol efímero y su existencia insoportablemente leve.

·     En el diseño y ejercicio de la práctica religiosa el hombre juega un papel trascendental. Aun cuando alguna religión reclame el haber recibido revelación divina siempre es el hombre el elemento del cual depende todo. En realidad, los movimientos religiosos son cultos a la criatura más que al Creador.

·     Se asume que todos los caminos del hombre para llegar a Dios, tienen la misma utilidad o bien, todos llegan a la misma meta, lo que da lugar al concepto humanista en el cual, todas las religiones no son otra cosa más que distintos caminos para llegar a Dios.

 

El último punto nos lleva a reflexionar que, si pudiéramos comprobar la existencia de un solo principio absoluto, de un solo concepto de lo eterno, de una sola personalidad en equilibrio perfecto como rector de todos los eventos y circunstancias humanas, estaríamos ante la presencia del un gran Creador ante el cual tenemos que rendir cuentas. Esto, es tal vez el principio fundamental de las Escrituras y es, el argumento del que intenta huir la religiones.

 

 

1.2 CONCEPTOS DERIVADOS

 

De en medio de las religiones, llegan a desprenderse diferentes interpretaciones que dan lugar a otros movimiento o grupos. Cualquiera de ellos, puede ajustarse a cualquiera de las siguientes definiciones:

 

Secta:

Grupo que se forma, cuando se interpretan de una forma diferente las premisas básicas de una religión

 

Herejía:

Grupo que se forma, cuando se niegan las verdades enseñadas de una religión las cuales se imparten bajo el argumento de ser las interpretaciones correctas de la verdad revelada al movimiento religioso original

 

Culto:

Pueden ser religiones, sectas, herejías o mezclas de estas, pero, que centran sus pensamientos y prácticas en torno a una persona, quién en la mayoría de los casos; es deificada y adorada en estado semi-divino o completamente divino.

 

Sobre estos conceptos se mueven cualquiera de las religiones que han existido, existen o puedan existir. Cualquiera de ellas tendrá estos elementos comunes que nos permiten entenderlas de una manera muy sencilla. Ejemplos de esta clase de movimientos serían los siguientes:

 

·         Los Testigos de Jehová

·         La iglesia de Jesucristo de los santos de los último días (mormonismo)

·         La iglesia de la cienciología

·         Los adventistas del séptimo día

·         La luz del mundo

·         La gran fraternidad universal

·         La meditación trascendental

·         La sociedad internacional para la conciencia de Krishna.

·         La masonería

·         Los rosacruces.

·         La iglesia católica apostólica y romana.

·         El satanismo

 

Y muchos otras más. Se ha calculado que en el mundo, hay más de 3800 movimientos religiosos que, a su vez, han hecho emanar de ellos mismos alrededor de otras 10 a 15000 sectas y/o herejías lo que nos permite ver la complejidad que representa para el hombre, hallar un valor absoluto de verdad en medio de tantos caminos de esfuerzo humano que en muchos casos, no llevan a ningún lado además de que dejan tanto la mente como los bolsillos del hombre vacíos.

 

 

1.3 EN EL ÁMBITO DEL CRISTIANISMO

 

Dentro del mundo cristiano, toda proporción guardada, existe algo similar. Hay muchos grupos con la misma esencia doctrinal pero con distintas costumbres y prácticas. Esto, es debido a que, en muchos aspectos, la palabra de Dios no es definitiva en algunos asuntos lo que deja la libertad para desarrollar una determinada práctica. En otros casos, la diversidad obedece más a motivos que no tienen nada de espiritual ya que, muchos grupos se forman por división con el grupo que les antecede o por tratar de sostener prácticas anti bíblicas o de abuso económico que, no serían sostenidas por ningún grupo en donde se existiera.

 

Sin adentrarnos en el análisis de estos motivos, definimos esta diversidad de grupos que en comparten (o en teoría al menos así debería de ser) la misma verdad doctrinal la cual debiera estar emanada completamente de la palabra revelada escrita de Dios que es la Biblia:

 

Denominaciones:

Grupos cristianos que creen en la salvación del alma por fe en la obra expiatoria de Cristo pero que, debido a su proceso de formación o al tipo de influencia filosófica y religiosa de sus fundadores, aventura interpretaciones diferentes para sus prácticas sin abandonar la doctrina central que comulga con la de todos los demás grupos de creyentes. Esa verdad central compartida no  autentica su particular interpretación de las verdades reveladas en la Biblia

 

 

1.3 EL PARECIDO NO ES COINCIDENCIA

 

Un primer vistazo a las religiones nos parecería que nos muestra grupos diversos, con costumbres muy distantes unas de otras, con elementos que aparecen en una y no son considerados en otra pero, en realidad, existen elementos comunes que podemos encontrar en todas las religiones los cuales, si los aprendemos a identificar nos permitirán entender la manera en que las religiones se convierten en barreras más que caminos para llegar a Dios.

 

De todos los imperios y movimientos de poder humano en la historia, podemos decir sin lugar que, hay algunos que se convirtieron por propios méritos en fuerte influencia religiosa para todas las edades y, sin lugar a dudas, todos los historiadores coinciden en que un gran peso de influencia religiosa apuntando a un concepto politeísta nos llega de la mano de la antigua Babilonia en contraparte al monoteísmo que siempre emano de la enseñanza religiosa del pueblo hebreo.

 

Hoy se sabe ya con una certeza arqueológica muy clara que los pueblos de la tierra migraron de un monoteísmo inicial a un politeísmo pagano lo que refuerza la certeza de la revelación de Dios y la consecuente idolatría, manifestación de un espíritu rebelde antagónico a Dios (Romanos 2).

 

El paso de los primeros siglos de civilización levantó tres estructuras religiosas que se han convertido en el sustento cosmológico de prácticamente todos los sistemas religiosos o filosóficos. Estas tres estructuras fueron:

 

·      Los cultos paganos antiguos

·      La religión egipcia

·      La religión de la antigua babilonia

 

De estos tres podemos decir que, el epítome de todo es Babilonia, reino que floreció entre los años (1900? a 530 a.C.). El poderío filosófico de Babilonia fue bien representado por Dios en las Escrituras al utilizar a Babilonia como modelo de pecado y antagonismo a Dios incluso siendo el tipo que prefigura la religión universal apóstata al servicio del Anticristo así como, (todo parece indicar), la ciudad literal que concentrará todo el poder de este mismo personaje Es curioso notar como se hace referencia a lo que Babilonia representa en la siguiente cita de la Biblia:

 

La Gran Babilonia Madre de las prostitutas y de las abominables idolatrías de la tierra

Apocalipsis 17.5 NVI

 

 

1.4 LA INFLUENCIA DE BABILONIA

 

Tres son los aspectos más notables que Babilonia ha heredado a las religiones sin que se olvide que estos son una extensión de las otras dos fuerzas religiosas que se mencionaron con anterioridad.

 

La posibilidad de deificar al hombre. Una vez muerto Nimrod (Génesis 10.8-9), “su esposa, Semiramis, lo proclamó como el dios-Solar.”(3) Es de notar que la Biblia, siempre mantiene al hombre como un ser creado que con Cristo en el corazón, puede sufrir un proceso de santificación que lo haga una persona a la imagen de su Salvador, pero jamás un dios en sí mismo.

 

Hoy, algunas religiones, creen que a través de buenas obras, algunas personas pueden llegar a ser “santos” o intercesores ante Dios. Mateo 4.10, Romanos 6.22, 1 Timoteo 2.5.

 

La adoración a una reina madre y a su hijo. Semiramis, la mujer de Nimrod tuvo un hijo después de muerto Nimrod a quién proclamó como Nimrod resucitado; “reclamaba que su hijo fue concebido de forma sobrenatural y que él era la semilla prometida, “el salvador del mundo”. Pero no solamente era el pequeño adorado, sino que también la mujer, la madre lo era también igual (o más) que el hijo”(4) esto, adjudicándose la promesa bíblica que era bien conocida de que de la simiente de una mujer, saldría el Salvador de la humanidad (Génesis 3.15). Hoy muchas religiones tienen una “diosa”, una “virgen” o una “mujer divina”. Génesis 3.16, 1 Pedro 3.1.

 

El uso de símbolos con significado religioso. Desde Babilonia, se empezó a acostumbrar la adoración de símbolos o representación de algo divino con símbolos. El becerro de oro que los hebreos adoraron en el desierto era un símbolo del hijo de Semiramis (Tamuz).

 

De Babilonia surgieron símbolos para el sol, las aves y las personas, símbolos que invariablemente han sido adorados en muchas culturas. Deuteronomio 4.19, romanos 2.22-25.

 

Finalmente, utilizaremos las líneas de este estudio para preguntarnos si todos estos elementos de influencia se encuentran en alguna de las religiones lo que nos permitiera saber que movimiento puede representar a la “madre de la abominaciones idolátricas”. La respuesta es un rotundo sí. Todos estos elementos forman parte del autodenominado movimiento católico apostólico y romano.

 

Lo anterior se debe a que una de las prácticas más comunes de la filosofía religiosa romana ha sido el fusionar creencias de todo tipo en sus dogmas de fe para, con ello, representar una opción siempre “abierta” a cualquier cosa que le gane la simpatía de sus adherentes. Dedicaremos el resto del tema y buena parte del siguiente para hablar de esta religión.

 

La historia del movimiento romano inicia con al era apostólica cuyos inicios son narrados en el libro de Hechos de los apóstoles  Después de intentar volver las sinagogas lugar de culto, los cristianos se ven lanzados a tener que hacer de las casas sus centros de reunión y de ahí pasar al ocupar lugares propios en medio de tiempos de fuerte persecución la cual inicia alrededor del año 62 d.C., lo que ya no es registrado por el libro de Hechos. Este pueblo cristiano empezó a seguir de manera fiel las enseñanzas de Cristo y los apóstoles. Las iglesias eran autónomas entre si y no tenían ningún gobierno eclesiástico.

 

Las persecuciones en contra de los cristianos cesaron en el año 311 cuando el emperador de oriente Galerio publicó el edicto de tolerancia donde se declaraba insensatez perseguir a los cristianos. Más adelante, después de la caída del imperio de Occidente, en el año 323 siendo emperador total Constantino el Grande, este recibe una “revelación” que lo hace adoptar a la cruz como su símbolo identificación al mismo tiempo que declara al cristianismo como la religión oficial del estado.

 

A partir de ese momento, la iglesia cristiana degeneró rápidamente en un juego de poder donde los obispos (ancianos) empezaron a buscar posiciones de dominio y control sobre todos los demás. Las verdades apostólicas comenzaron a desdeñarse a favor de nuevas interpretaciones que convinieran a los intereses económicos de los obispos reinantes.

 

En el año 361, la iglesia romana celebró el Concilio de Constantinopla.  En este concilio, se autorizó el uso del apelativo “CATÓLICO” y se acuño la frase: “Creo en la iglesia que es una, santa, católica  y apostólica”. El primer jerarca de la iglesia romana que es considerado oficialmente como tal, fue León I (del 440 al 461). Una de las primeras prácticas que cobraron fuerza en el naciente catolicismo romano, fue la adoración de personas piadosas o mártires que fueron considerados algo así como pequeñas divinidades intercesoras.

 

Y así, arranca a cabalgar la estructura católica sobre el asno del poder y del dinero, llevando bajo el brazo una Biblia no corrompida, pero si interpretada a conveniencia con libros apócrifos que sustentes doctrinas que por naturaleza son apócrifas también.

 

----------------

(2) Biblioteca de consulta de la enciclopedia Microsoft Encarta 2004.

(3) WOODROW Ralph. Babilonia, misterio religioso antiguo y moderno. Edit. Evangelistic Association. Pág. 13.

(4) Idem