Translate
Libros - La Biblia y los fenómenos paranormales
 

Libros

La Biblia y los fenómenos paranormales

 

COMENTARIOS













 


Introducción

 

A lo largo de lo que registra la historia, hemos podido ver como culturas enteras con un poderío impresionante, se han disipado como neblina dejando tras de sí solo una tenue huella que descansa sobre el escritorio de algún curioso investigador.

 

Guardando toda proporción, podemos ver que la sociedad del presente tiempo, al igual que todas aquellas que la precedieron, se está encaminando a desaparecer; pero en esta ocasión; llevando la amenaza de acabar no solo con nuestro momento histórico, sino con toda nuestra raza.

 

Para dar fundamento a esta afirmación, analicemos algunos aspectos:

 

 

NUESTRO MEDIO AMBIENTE

 

Estamos padeciendo ya las consecuencias de un uso irracional de los recursos naturales. La atmósfera ya no tiene más radicales químicos para asimilar los contaminantes. El mar ya no es el disolvente universal. Nos hemos acabado los bosques y las selvas. No respetamos ningún ecosistema. Tiramos basura como si el medio urbano la fuera a disolver por sí mismo.

 

Se deben de volver a escribir los libros de ciencias naturales. Se debe colocar en ellos con letras mayúsculas la leyenda de que ya no existen más los recursos renovables y no renovables. Todos son ya no renovables. La tierra en un planeta en extinción.

 

 

NUESTRO MODO DE PENSAR

 

Somos seres morales, y eso no puede negarse. Independientemente del entorno social, del continente de habitación, o del credo que profesemos, cuestionamos nuestras acciones y buscamos realizarlas de acuerdo a algún patrón de conducta que nos dé satisfacción, paz interior y realización personal. Esto, la búsqueda de una guía, es lo que explica el porque existe la filosofía y porqué se han inventado las religiones.

 

El hombre, para explicar su existencia y motivos de sus acciones, ha desarrollado esquemas filosóficos a lo largo de la historia. Existen, los que reprimen al hombre y le obligan a suprimir sus emociones básicas. Existen los que no le ponen freno alguno y hasta le incitan a la anarquía, pero, los resultados en la moral de la sociedad que es la mejor juez de lo que se piensa, nos demuestran en el plano incuestionable de los hechos, que la filosofía ha fallado.

 

Siglos de pensamiento parecen haber logrado en el hombre lo mismo que él ha logrado en su labor como administrador de su planeta: nada.

 

 

NUESTRO MODO DE CREER

 

Se puede decir en general, que la religión es concebida como el medio que se ha inventado el hombre para así poder dar consistencia a la idea de que él mismo puede llegar a experimentar una unión con un poder superior que lo ayude a desarrollarse, y lo libere de las consecuencias de su propia ineficacia. La religión se ha convertido entonces en una manera humana de acercase a un concepto de lo divino, que pueda sacar al hombre de ese pensamiento permanente de soledad y le dé sentido a su existencia.

 

Sin embargo, la religión. al igual que la administración del medio ambiente por parte del hombre y la filosofía ha fallado, y esta, se ha convertido en una manera de poder lucrar con la necesidad de trascendencia de cada uno de nosotros. Consecuentemente, la divinidad (sin importar como sea concebida), se vuelve accesible sólo por medios que impliquen despojos o dádivas de parte de los feligreses o creyentes.

 

¿Ejemplos?

 

Los “teólogos de la fe” carismáticos organizan por televisión masivos evangelísticos y de oración, invitando a la gente a donar para que entonces, el vendedor de milagros de quinta categoría con micrófono en mano, le envíe un amuleto, su último libro de anécdotas o simplemente ore para que su poder “le cumpla” su deseo al donador.

 

Los fieles de la traducción del nuevo mundo de las sagradas escrituras se lanzan casa por casa a “llevar un mensaje de Dios” y también un par de “Atalayas” que son dejados con la intención de recibir “lo que sea su voluntad”, para que “el ministerio continúe adelante”. Las hojitas de control de venta de atalayas deben de engrosarse lo más posible para así ser presentadas ante quién pueda verificar que el cielo se está ganado, y que los bolsillos de la Sociedad de la Torre del Vigía siguen engrosándose. Sería interesante saber si los testigos de Jehová estarían dispuestos a repartir millones de ejemplares de literatura sin recibir un solo peso. Yo lo dudo, claro, a menos que ellos lo paguen.

 

Los jóvenes de los santos de los últimos días cumpliendo el compromiso de poder dar algo a quién dicen sus padres que los salvó, salen de misioneros a países que no quieren visitar, a tratar gente que no quieren conocer; a autoinmolarse, en aras de una entrega que no es la suya. No beben café, no beben coca-cola y no toman en cuenta a una chica; y mientras los templos mormones se construyen a un costo elevadísimo y las arcas de la sociedad aumentan, también el número de suicidios de jóvenes mormones hace lo mismo, demostrando una vez más que sé esta practicando un abuso religioso.

 

Los partidarios del Islam no solo son despojados de su tiempo, de sus sueños y en muchos casos de su dinero, sino también de lo que es peor, de su razón. Son convencidos de que una sola religión salvará al hombre, de que existe una guerra “santa” donde todos los enemigos de su creencia deben ser exterminados, estando dicho exterminio justificado. Mientras tanto, la real ayuda al hombre está hecha pedazos. Los países árabes están sumidos en la más absoluta miseria con el poder concentrado en unos cuantos, y vaya que hablamos de poder en serio.

 

 

Una pregunta interesante:

 ¿alguna vez veremos a un líder religioso del Islam ponerse una bomba para lanzarse contra un autobús escolar o solo lo harán las ignorantes masas convencidas por el fanatismo?

 

A entender, cada una de estas religiones, sectas y herejías han fallado. El estado espiritual del género humano da lástima, y en contrapartida, y de manera realmente ilógica; en lugar de volver a lo esencial, el hombre se inventa entonces nuevas religiones que solo ofrecen lo que el hombre quiere oír, no lo que necesita. Así que si el hombre quiere ser dios, surgirá una religión que le muestre la manera, si desea hablar con un muerto, pues alguien inventará una religión a la medida.

 

 

NUESTRAS CONSECUENCIAS

 

Estos aspectos deplorables en torno a nosotros mismos, tienen dos terribles consecuencias:

 

ANARQUÍA

 

Al fallar todos los órdenes establecidos, el hombre llega a la equivocada conclusión de que no debe seguir ningún orden para poder trascender; y entonces; surge la anarquía que se manifiesta en ateísmo, en rechazo a todo lo moral, en sectas abominables y en costumbres sociales inhumanas.

 

Vemos entonces a los jóvenes vestirse de negro, practicar brujería, realizar invocaciones, apartarse de cualquier regla y protestando contra todo, sin saber que están en el fondo, protestando contra ellos mismos. Siempre es más fácil proyectar nuestra culpa en otros, que asumir la propia responsabilidad ¿No es así?

 

La anarquía entonces, toma posiciones, y la vemos maquillada de muchas maneras. La vemos como una manifestación por las calles para que los homosexuales se puedan casar, la vemos como moda que resalta los cuerpos para incitar a la sensualidad y de muchas otras maneras que lo único que son, son formas de poder canalizar ese deseo de gritar: ¡estoy harto!

 

Todo esto, acaba siendo aprovechado por personas que nos vende lo que queremos, con lo que aseguran su éxito económico y nos convierten en objetos de consumo. Como afirmo en mi libro ¿Se puede ser joven y cristiano?, en el presente siglo, la gente importa por lo que puede comprar, no por lo que es.

 

La anarquía no disminuirá. Tenderá a crecer sin freno. La anarquía es la frustración por lo no obtenido, por la confianza defraudada, por las respuestas que no llegan. La anarquía es la conducta que refleja la ansiedad del alma y está justificada. No es justo para nadie sentir la frustración de querer encontrar un poco de consuelo antes de recurrir al suicidio y no encontrar absolutamente nada.

 

La anarquía se practica por todos lados y en todas las formas posibles, mientras se ignora una lección que nos deja la historia: la anarquía siempre da como resultado degradación.

 

Lo anárquico no se detendrá, a menos que entendamos que no podemos por nosotros mismos, darnos los satisfactores adecuados para nuestras necesidades elementales de entender que somos y hacia donde vamos.

 

Queda pues en el escenario, la imagen del hombre que lo único que desea es buscar lo que le dé sentido a su vida. Después de todo, solamente andamos buscando respuestas. Nuestras peguntas son genuinas, nuestros motivos también, pero nos hemos empeñado tanto en fabricarnos caminos alternativos a lo esencial, que solamente podemos ver confusión en este efímero transitar por la vida.

 

ABUSO, SUPERSTICIÓN Y ENGAÑO

 

Querer saber, lleva al hombre a preguntar e investigar, y eso explica porque vivimos una explosión de fenómenos paranormales. No, estos no le dan al hombre algo mejor o algo más sano, simplemente le responden. Dan respuesta a un ser que en su interior está preguntando. En términos de economía diríamos que lo paranormal es una alta demanda ante una deficiente oferta.

 

Vamos a comprobarlo.

 

Actualmente, existen cientos de revistas y organizaciones que pretenden interpretar el fenómeno paranormal, o al menos intentan entenderlo. Si todo esto nos explica si existen fuerzas espirituales, o si la materia puede ser afectada por la mente, o si las personas muertas son capaces de regresar al plano físico, entonces nos dan respuestas. Estás, es casi seguro que no sean correctas, pero son respuestas. Eso es lo que quiere el hombre, y particularmente es lo que deseo hacer con este libro: dar respuestas, pero que sean realmente contundentes.

 

Las manifestaciones paranormales, seguirán la misma tendencia de la anarquía, aumentarán cada vez más, y si eso de por sí es ya peligroso, todavía propiciará que cada vez más tengamos información menos confiable y veraz que nos permita interpretar estos fenómenos de la mejor manera.

 

Hasta ahora, (algo que deseo sustentar con este libro), lo paranormal también ha fallado, con lo que concluiremos que lo podemos usar tal vez para hacer entretenida una charla en la sobremesa, pero no para ser mejores.

 

Este es el propósito de este libro, presentar lo paranormal como manifestación de una necesidad interior humana, exhibiendo sus nulos resultados, encaminando al lector a respuestas confiables para nuestras dudas existenciales. La anarquía, escapa al campo de este libro, pero, aplicando el mismo método, sin lugar a dudas, nos llevará a los mismos resultados.

 

Cuando hay una búsqueda honesta siempre hay abusos y eso es lo que sucede con lo paranormal. Para muestra, un botón de los muchos que encontrarás en este libro.

 

En los Estados Unidos se ha fundado “La sociedad para la conciencia de Keanu”, que argumenta que “el actor de éxito Keanu Reeves es, de hecho, el primer símbolo de este siglo de iluminación espiritual y de paz.”(1) Ofrecen una página en Internet en donde afirman que: “siguiendo el Tao de No y las enseñanzas de los personajes cinematográficos de Keanu, podemos alcanzar el equilibrio kármico, conseguir la armonía del mundo y producir una nueva edad cósmica de paz e iluminación espiritual.”(2)

 

¿Lo puedes creer?: abuso religioso y mental.

 

Naciones muriendo de hambre, dolor consecuencia de guerras provocadas por intereses económicos y el género humano viviendo así, sin imaginar que viendo las películas de Keanu Reeves puede encontrar el camino para la verdadera paz.

 

¿Qué sigue?, ¿un culto a Walt Disney?

O tal vez volver templos los locales de Burger King.

 

Charlatanes y mentirosos se montan en la necesidad de trascendencia y lucran con el deseo de escuchar al pariente muerto, o con las ansias de conocer el futuro. Los clasificados en los periódicos ofrecen trabajos espirituales, y emisoras de radio promocionan “mentalistas” que lo solucionan todo, desde el amor perdido hasta un dolor en la espalda. Patético. Solo son personas astutas que han podido darse cuenta que solo necesitan decir lo que la gente quiere oír para producir dinero.

 

Pocas son las interpretaciones del fenómeno paranormal que sean equilibradas y juiciosas. Casi todas son tendenciosas para favorecer el punto de vista del “vidente” que la mayor parte de las veces solo busca un beneficio económico.

 

Pululan por todos lados “organizaciones” de algún carácter “científico” que invitan a cualquier persona a acercarse al fenómeno paranormal pero que para hacerlo, requieren de una “inscripción” que suministre los “fondos” para la realización de las investigaciones, y si por medios ordinarios se les pide información, solo puede uno aspirar a unas cuantas líneas de respuesta que incluyen un saludo y la solicitud de que se les envíe más información que seguramente después la enarbolan como propia.

 

 

NUESTRAS INTENCIONES

 

Cualquier libro, tratado o estudio acerca de la fenomenología paranormal, trata de explicarla o entenderla. La Biblia y los fenómenos paranormales pretende hacer ambas cosas, con el valor agregado de ofrecer una tesis que pueda hacer que todas las piezas del rompecabezas de lo sobrenatural embonen a la perfección, para poder dar respuestas a nuestras preguntas existenciales más importantes.

 

Vamos a ir analizando uno por uno los fenómenos paranormales más conocidos, dando en cada apartado una definición y un ejemplo de cada uno de ellos. Cuando el tema lo requiera, se añadirán a la información algunas imágenes. A lo anterior, añadiremos las diferentes tesis que existen para tratar de explicar el fenómeno que se esté tratando. Cuando no existan explicaciones acerca de un fenómeno, así se indicará. Al final de cada apartado, se indicará en que punto se encuentran las investigaciones respecto al evento que se esté estudiando.

 

Al final del libro, he colocado un capítulo final de explicación de lo paranormal en base al análisis que iremos obteniendo del material de los capítulos previos, y en base a las premisas importantes del capítulo 1 que sugiero que, por encima de otras cosas, no se pasen de largo hasta que queden completamente entendidas.

 

Como para la parasicología moderna, el ocultismo y el fenómeno OVNI son considerados en un plano un tanto ajeno a los demás fenómenos, los trataremos en apartados independientes.

 

 

COMENTARIOS FINALES

 

Cualquier comentario con respecto a este material, puede ser dirigido a la dirección de correo electrónico que se indica más adelante, además, ponemos a disposición de todos ustedes, una página en Internet en donde encontrarán información complementaria acerca de lo sobrenatural y muchos otros temas afines. Visítanos: www.encuentrocristiano.net

 

Unido a lo anterior, se agradece cualquier aportación de material que se nos pueda hacer llegar, de la cual, se sabrá dar el crédito correspondiente.

 

Como es intención de este libro concentrar y divulgar la mayor cantidad de información posible, se ha tratado de que la mayoría de las referencias que se citan, provengan de publicaciones fácilmente accesibles o de páginas de Internet; con ello, podrán ustedes comprobar el material por su propia cuenta para tener una mejor perspectiva en cuanto al contenido y calidad del mismo.

 

Los puntos de interés, estarán encerrados en mis clásicos cuadros “para recordar”.

 

Así que, considerando cualquier otro preámbulo como innecesario, pasemos a nuestra lectura que yo espero que pueda reflejar lo apasionante que ha sido la investigación que ha conducido a las aún más polémicas conclusiones.

 

Que Dios nos bendiga a todos.

 

“...y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.”

Juan 8.32 NVI(3)

 

ORIZABA, VERACRUZ. MÉXICO

SEPTIEMBRE 2005

 

---------------

(1)     Nota tomada de la página www.akasico.com apartado 98. Título: Keanu Reeves un símbolo de iluminación.

(2)     Ídem.

(3)     Todas las citas bíblicas en este libro son de la Biblia versión Reina-Valera revisión de 1960 a menos que se indique lo contrario.

 

 

 


COMENTARIOS