translation
Conciencia - Tecnología

Humor

Conciencia

 

Ciencia y tecnología

Centrales eléctricas caseras
El telescopio Hubble
Nuevas naves espaciales

 



 


CENTRALES ELÉCTRICAS CASERAS

 

A la fecha (2010) investigadores del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) han anunciado que cada vez está más cerca que cada persona pueda tener en casa una central eléctrica para producir energía para la calefacción, aire acondicionado, iluminación e incluso recargar una auto eléctrico. El sistema consistiría en paneles solares sobre una azotea. La electricidad excedente iría a un dispositivo en el cual se usaría para descomponer agua ordinaria en sus dos componentes, hidrógeno y oxígeno. Estos gases se almacenarían en tanques separados. Al caer la noche, cuando los paneles solares dejasen de producir electricidad, el sistema pasaría a alimentarse de una célula de combustible que usaría el hidrógeno y el oxígeno guardados para producir electricidad, dejando simple agua potable limpia como subproducto. Un sistema así sería capaz de producir electricidad limpia las 24 horas del día.

 


EL TELESCOPIO ESPACIAL HUBBLE

 

El telescopio espacial Hubble que orbita la tierra y permite ver el universo sin la interferencia de las condiciones ambientales de la atmósfera terrestre fue lanzado en 1990 por la NASA con un retraso de 7 años y un costo de más de 2,000 millones de dólares. Su precisión debía haber sido de 10 nanómetros (la anchura de un cabello humano dividida entre 10000) pero, un error en el diseño lo dejó con una precisión de solo 2.2 nanómetros lo que hizo necesario instalarle lentes auxiliares que lo dejaron listo para trabajar en 1993. A partir de ese momento, en la cuarta parte de las investigaciones astronómicas del mundo, ha tenido algo que ver el telescopio espacial Hubble

 


NUEVAS NAVES ESPACIALES

 

El laboratorio de física y propulsión de la NASA está diseñando nuevas naves espaciales basadas en el llamado empuje hiperespacial. Son naves que básicamente contraerían el espacio tiempo para poder viajar más rápido que la luz. Según las primeras estimaciones teóricas, un viaje de 4.3 años luz de distancia tomaría tan solo dos semanas. Aún no se sabe cuando se empezarán a construir los primeros prototipos.