Translate
Profecía - En perspectiva acutal (economía)
 

Estudios bíblicos

Profecía

 

Profecía en perspectiva actual (economía)

 

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador


 

 


2011

 

Estas líneas son escritas en el otoño del 2011. Para entender el contenido de este estudio es necesario que el lector se remonte a otro estudio profético sobre las condiciones necesarias para que las profecías de la Biblia se cumplan. Este estudio sienta el precedente sobre el hecho de que, para que las condiciones proféticas de la Biblia se cumplan, es necesario que, la economía del mundo este globalizada, lo que de hecho ha venido sucediendo paulatinamente desde los principios del siglo XX.

 

Cuando se trata de profecía, todos apuntan al hecho de que políticamente hablando, los gobiernos del mundo deben estar abriendo las puertas a un gobierno central lo que permitiría que, alguien como el anticristo empezará a tomar control sobre las cosas, pero, el devenir del siglo XX y el principio del siglo XXI dejan ver lo complicado que es la escena política a la hora de unificar criterios por el simple hecho de que todos quieren prevalecer sobre todos.

 

Sin embargo, hay un detalles que a todos se les escapa, el hecho de que el poder político, en los últimos 20 años ha tenido que ceder su poder e influencia sobre el poder económico, los políticos ya no dependen de sus contactos e influencia para determinar cómo pasan las cosas sino que ahora ya requieren que el capital económico este de su lado para lograr sus propósitos. En este periodo de tiempo, hemos visto a la economía marcando el ritmo de lo que pasa en el mundo y, seguramente la economía será el punto central del como las profecías de la Biblia se cumplirán.

 

 

CRISIS ECONOMICA MUNDIAL

 

En el año 2008, inició una crisis económica que no se ha terminado. Se le ha conocido como la “crisis de los países desarrollados” porque su afectación se ha centrado en los países económicamente más poderosos y, ha sometido a 2/3 partes de los países del planeta a una fuerte recesión lo que significa que la actividad económica de los países ha disminuido. Tan solo en los Estados Unidos en esta fecha, el desempleo ha subido hasta un 10% lo que se consideraba en otros momentos como algo que no podría suceder.

 

Las economías de los países emergentes si bien no han entrado en recesión a la fecha han iniciado una disminución de crecimiento lo que puede llevarlos a la misma condición al necesitar apremiantemente de los ingresos que les proporcionan los países desarrollados.

 

Aun cuando muchos factores se han invocado sobre las causas del inicio de esta crisis económica, la mayoría de los “expertos” en economía coinciden en afirmar que la “sobrevaloración” de los créditos arrastró a las demás cosas a una crisis sin precedentes. Entendámoslo en otras palabras: por pura avaricia, las personas con el poder económico suficiente, hacer “creer a quiénes invierten su dinero” que, existen cosas que valen más de lo que realmente es y, cuando esto sucede, llega un momento en que no se puede garantizar el valor excesivo que se le ha dado a las cosas.

 

Esto fue lo que sucedió con los créditos hipotecarios en los Estados Unidos durante esta crisis. Los bancos, por tratar de obtener ganancias multimillonarias (de hecho las obtuvieron) especularon con los créditos haciendo creer que estos podían dar más dinero del que realmente podían lo que ocasiono que los ricos se hicieran muchísimo más ricos empobreciendo en el proceso a los demás.

 

Hoy en los Estados Unidos, la riqueza recae en el 1% de la población mientras que, por ejemplo en México, la riqueza está en las manos del 0.01% de la población.

 

Es creencia de este servidor que, en los tiempos proféticos que se están preparando, de manera consciente o inconsciente Satanás, el Dios de este siglo ha utilizado la avaricia del ser humano para llevarlos a usar los medios económicos que hay para enriquecerse de manera excesiva con la única intención de poder crear una crisis económica global ya que esto inevitablemente lleva a un gobierno mundial que sería la meta final, pero, daremos más fundamento esta idea.

 

La avaricia del mundo esta propiciada por el modelo económico del actual capitalismo que es el modelo neoliberal de los libres mercados, o sea, dejar que la gente compra y venda sin ningún tipo de regla pensando que, por si solo el sistema se equilibrará. La crisis del 2008 precisamente inició porque los mercados demostraron que por sí solos no se equilibran, puede más la avaricia de la gente con dinero por tener más dinero.

 

Es famosa la declaración que hizo Alan Greenspan director de la reserva federal de los Estados Unidos de 1987 al 2006 cuando el congreso de ese país le llamo a cuentas para explicar lo que había pasado con la crisis económica mundial. El afirmó: “I have found in the model that defines how the world works” esa falla a la que se refería fue precisamente el creer que los ricos no buscarían tener más riqueza o sea, que la gente no haría creer que las cosas valen más para obtener más beneficios. Esa falla que proviene de la naturaleza humana codiciosa de la que ya nos había advertido Dios desde hace miles de años (Éxodo 19) está marcando el ritmo para definir los tiempos proféticos de la Biblia.

 

Colocaremos a continuación una gráfica obtenida del libro Las grandes crisis del capitalismo contemporáneo la cual nos revelará cosas sorprendentes.

 

 

Como puede verse a simple vista, las crisis económicas, se han acelerado de una manera impresionante en los últimos 20 años y, las crisis además de que son cada vez más frecuentes, son cada vez más severas. Si, muchas de esas crisis han surgido por los mismos problemas ¿no sería lógico esperar que los gobiernos previnieran estas crisis o, evitarás que pasaran? Y, sin embargo, no han hecho absolutamente nada y, esto, lo creemos porque los grandes bloques de poder, de poder real económico mundial están conduciendo de manera intencional al mundo a una crisis económica mundial donde ellos no pierden ni perderán nunca nada. No dudaríamos que, esta crisis está siendo dirigida desde las tinieblas. Difícil será saber si esto, sucede con la participación consciente de los que están siendo los primero actores.

 

El libro al que hacemos referencia, señala algunas cosas que son muy, pero muy interesantes para el aspecto profético. Cito textual:

 

·     La cantidad de instrumentos financieros que hay para especular a favor y en contra de un activo, provoca serios deterioros en la economía real.

 

      El FMI y el banco mundial siempre han predicado acerca de la desregulación de los mercados, junto con el libre movimiento de capitales. Está muy en claro que este tipo de maniobras deben controlarse o tendremos crisis financieras muy seguidas.

·     Otra debilidad del sistema es que sólo se usa como moneda de referencia a nivel mundial el Dólar, siendo el billete verde cada vez más débil.

 

¿Conclusiones? Dejar a los ricos amasar más dinero siempre traerá problemas, eso todos lo saben, pero ningún gobierno hace nada para evitarlo esto, ha hecho que las monedas fuertes se debiliten, ¿consecuencia? Que se predique a favor de una sola moneda mundial. Veamos el siguiente artículo:

 

El 26 de Agosto del 2011 el premio Nobel de economía Robert Mundell declaro en Alemania que, estamos en una depresión a la que llamó “mini” y que nunca se había visto desde los años 30´s del siglo XX y que, si no se toman las medidas necesarias puede haber grandes consecuencias. Entre las recomendaciones que Mundell da están las siguientes:

 

“Para modificar el rumbo, propuso que los bancos centrales de América y de Europa, podrían trabajar en conjunto bajo un nuevo régimen monetario y así tener el poder suficiente para garantizar la estabilidad necesaria y vencer a los especuladores que quieran sacar provecho como lo han hecho en los últimos años”.

 

“Mundelll destacó en su exposición que, aunque el dólar y el euro son las principales monedas a nivel mundial que rigen los mercados, destacó que existe la posibilidad de que tal supremacía no dure mucho y no descarta que se conforme un nuevo acuerdo de moneda mundial: el euro-dólar”.

 

 

CRISIS ECONÓMICA EN LOS ESTADOS UNIDOS

 

Ahora, usaremos la crisis que inició en el 2008 en los Estados Unidos como una ventana para entender hacia donde se dirige la economía. Para entender a fondo el problema es este país, remitimos al lector a dos documentales que nos mostrarán claramente cuáles fueron los motivos que llevaron a esta crisis en los Estados Unidos:

 

·         The Flaw (2011)

·         Inside Job (2010)

 

Tratando de explicar lo que tiene una gran complejidad en cuanto a términos y cuestiones económicas diríamos que, los procesos económicos requieren reguladores, leyes que los gobiernos hagan cumplir por medio de instituciones que impidan que, se use el dinero para especular (hacer parecer valioso lo que no es) con el fin de ganar más dinero con esto. Estos reguladores del gobierno al menos en los Estados Unidos fueron desarticulados en gran medida durante el gobierno de Ronald Reagan (ver el documental capitalism: a love story lo que hizo que los ricos empezaran a usar su dinero para hacer parecer inversiones seguras aquello que no lo eran.

 

Las agencias calificadoras (oficinas que dicen que algo es seguro para invertir) recibieron cuantiosas cantidades de dinero para publicar altas calificaciones a cosas que no eran seguras para invertir. El dinero de los inversionistas fue a parar a los ricos quiénes finalmente se enriquecieron más.

 

Cuando Barac Obama el actual presidente de los Estados Unidos asumió el poder, ante la crisis que se presentó llego a declarar que era necesario terminar “con la codicia” de Wallstret (refiriéndose a los grandes ricos de ese país. Lo curioso es que, después de una “exhaustiva investigación”, no se ha llevado a la cárcel a nadie, y el gobierno de los Estados Unidos tuvo que endeudarse con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial por más de 700 mil millones de dólares para poder rescatar la economía del país, dinero que, por supuesto saldrá de los impuestos de los contribuyentes pero que, deja a los Estados Unidos más dependientes del poder económico que rige los destinos del mundo.

 

Esto que ha pasado en los Estados Unidos está pasando en Grecia, en España, en Portugal, pasó en América Latina a finales de los años 80’s y los 90’s y claramente se ve que no dejará de pasar.

 

 

LO QUE VIENE EN LA ECONOMÍA

 

El 31 de Octubre del 2011, desde Ciudad del Vaticano escuchamos como el papa romano se pronunció por la formación de un gobierno mundial que permita enfrentar crisis económicas como la que el mundo está pasando. No debe extrañarnos oír voces como esas y no las dejaremos de escuchar cada vez con mayor insistencia. ¿Por qué?

 

Alguien pensará, ya pasará, pronto vamos a recuperarnos de esta crisis, pero la realidad es que cada vez las cosas se ven más complicadas por el hecho de que somos una sociedad basada en el petróleo y ya hemos alcanzado el pico petrolero por lo que es inevitable que, cada vez se acaban las formas de superar las crisis si no es, que, las formas se han acabado ya.

 

Para entender esto, sugerimos al lector el ver el documental Collapse en la sección que tiene que ver con la crisis del petróleo.

 

Ante todo este cúmulo de información, ¿A dónde va la economía? Sin lugar a dudas, la economía ha entrado a una espiral descendente de la cual ya no va a salir. Si la crisis del 2008 no es la última, será ya una de las últimas. Estas crisis pretender debilitar el poder político (de hecho lo han logrado) para que así todo esté listo para que los bloques de poder económico puedan controlarlo todo.

 

La falta de sustento en las economías de los países y la crisis petrolera poco a poco hará que sea inevitable la conformación de un gobierno mundial y una moneda mundial. Este gobierno no tiene por qué ser visible al principio, no suplantará a los gobiernos de cada país ni nos estará controlando al menos al principio. Con el simple hecho de que se forme un concilio mundial o una cofraternidad para la regulación de la economía, con el poder que el dinero tiene, será claro que ahí estará un gobierno de carácter mundial.

 

 

HABLANDO DE PROFECÍA

 

La Biblia menciona que el Anticristo será cobijado por los residuos del imperio romano que conforman 10 elementos que le serán serviles hasta la mitad de la tribulación cuando el Anticristo se levantará y 7 de esos elementos destruirán a otros 3 entregándole todo el poder que tienen a la Bestia.

 

Siempre se ha asumido que estos 10 bloques representan países u organizaciones y se ha dicho que es la Comunidad Económica Europea, el Banco Mundial y una larga lista de etcéteras, pero, cabría la posibilidad de que estos 10 bloques fueran organizaciones o personas pero no de carácter político sino económico, o al menos eso es lo que sugieren los movimientos mundiales a la fecha. No es ya lo político más poderoso que lo económico y esto, está saltando a la vista.

 

La presente crisis ha sido manipulada desde el principio. A pesar de que ya se tiene la tecnología para explotar fuentes alternativas de energía además del petróleo esto no se ha llevado a cabo ni se hará para mantener la dependencia del petróleo, además de que, el tamaño de crisis económica hace pensar que, la inversión y el tiempo para poder desarrollar tecnología para la energía ya se ha terminado. Los gobiernos ya no pueden respaldar su fortaleza económica. Esto les hace dependientes de los grandes bloques de poder económico que dictan que es lo que los gobiernos deben de hacer.

 

Las crisis económicas están acelerándose y no dejarán de ser provocadas hasta que se establezca una sola economía, esto abrirá las puertas hacia un gobierno político mundial. Los infinitamente ricos del mundo serviles a Satanás están usando su poder para quebrar la economía del mundo y así unirse su poder el cual en su momento entregarán al Anticristo.

 

La economía mundial está globalizándose, de hecho yo calculo que ya lo está entre un 30 a 50% por ciento así que, todo es cuestión de tiempo para que se conforme una sola línea económica mundial. Estamos, en el presente tiempo sin lugar a dudas presenciando el principio del fin.

 

 

HABLANDO DE NOSOTROS

 

Los ricos cada vez serán más ricos mientras que los pobres cada vez serán más pobres esto, va a crear una dependencia que nos hará quedar esclavizados de alguna u otra forma de ellos tal como sucedió con José en Egipto quién administró e hizo esclavos a los habitantes de Egipto por dinero. La clase media tenderá desaparecer para tener dos grupos de poder, los riquísimos que lo controlarán todo y los pobres que dependerán por completo de ellos. Es este grupo quién está encaminando todo para poder establecer una comunidad económica mundial que está más cerca que nunca para de ahí pasar a un solo gobierno mundial.

 

¿Qué podemos hacer económicamente? En lo global, diríamos que nada, estamos siendo conducidos a la etapa final de la globalización económica. En lo personal, debemos aconsejar que no se hagan deudas a grandes plazos de preferencia porque eso es precisamente lo que nos liga para dar sustento a esa economía mundial que viene. Debemos cancelar la mayor cantidad de deudas y, hacer la mayor parte de las compras en efectivo.

 

Es recomendable que, ante las crisis que vienen o pueden venir, invirtamos en las cosas que acumulen valor con el tiempo y, la única a nuestra mano es el oro, cualquier inversión en oro será de beneficio futuro para cualquiera que se atreva. Además, cualquier asociación que tengamos con las cuestiones de tecnología puede ser fructífera. En el 2011 se anunció que, las únicas empresas que están teniendo crecimiento son las relacionadas con la tecnología, de hecho, la compañía Apple por sí sola tuvo en el 2010 más ganancias que todo el gobierno de los Estados Unidos.

 

Esto, no debe de extrañarnos ya que la tecnología es la base necesaria para que un gobierno mundial pueda trabajar por lo que, estás seguirán creciendo.

 

Y espiritualmente, que es la más importante de las partes, debemos prepararnos, no se puede ver que pase mucho tiempo antes de que las profecías se cumplan, fortalezcamos nuestra fe y estemos bien convencidos que Cristo es el Señor de nuestra vida para que las promesas de Dios se cumplan en nosotros. Vivamos santamente, el tiempo se acerca, y con ello, el tiempo de rendir cuentas.

 

Que el Señor venga pronto.