Translate
Profecía - Los imperios del mundo
 

Estudios bíblicos

Profecía

 

Los imperios del mundo

 

 

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador


 

 


HASTA QUE LOS TIEMPOS DE LOS GENTILES

 

Los discípulos de Jesús como cualquier judío de su época, se encontraban sumamente interesados en los eventos proféticos y no tanto en lo que sucedería sino en cuando sucedería ya que ellos tenían bien clara la visión profética que anticipaba la restauración mundial de Israel como la nación referente del mundo como había sido en los tiempos de Salomón es por ello que es normal la pregunta con la que ellos se dirigieron a Cristo cuando tuvieron la oportunidad de hacerlo:

 

Dinos, ¿Cuándo serán estas cosas, y que señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?

Mateo 24.3

 

Como respuesta Cristo despliega ante ellos una serie de referencias que apuntan a un tiempo de juicio especial para el pueblo de Israel que a la fecha no ha sucedido. Este tiempo que podemos identificar con el periodo de tiempo conocido como la gran tribulación será el epítome en el cual, los gobiernos gentiles comandados por Satanás intentarán reducir a nada al pueblo escogido de Dios, asunto que Cristo dejo ver muy claro con la siguiente expresión.

 

Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan

Lucas 21.24

 

Hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan. Esta referencia nos deja ver claro que, desde los tiempos de Cristo estaba corriendo un periodo en el cual la supremacía de la Tierra estaría en manos de pueblos no judíos y así estará hasta el fin de dicha tribulación.

 

Así como el profeta Daniel como judío recibió de parte de Dios la respuesta de lo que habría de suceder con respecto a “su pueblo” y su “santa ciudad”, así también fue placentero para Dios revelar a un hombre no judío, a un hombre gentil lo que sucedería con los pueblos gentiles por lo que trataremos este asunto en el presente tema. Este hombre fue Nabucodonosor y su revelación profética se presentó en la profecía conocida como “el sueño de la estatua”.

 

 

EL SUEÑO DE LA ESTATUA

 

Nabucodonosor monarca de Babilonia tiene un sueño que lo inquieta profundamente (Daniel 2.3) eso hace que mande a llamar a sus magos y sabios a quiénes les pide la interpretación del sueño. Los “adivinos” piden el relato del sueño que para su mala fortuna el rey ha olvidado (2.5) amenazándoles con matarles si no le dicen el sueño y su interpretación.

 

En escena entra Daniel, el profeta de Dios que entendiendo el peligro implícito para él y sus amigos, pide tiempo al rey para que el reciba la revelación de parte de Dios (2.16) y, en una visión de noche, Dios decide revelar a Daniel y por medio de él a Nabucodonosor el sueño que él había tenido y que tenía que ver con una estatua que Nabucodonosor había soñado.

 

Dicha imagen era una imagen de gran tamaño y gran gloria tanto que es descrita como una imagen “sublime” (2.31). Esta imagen estaba constituida por varios metales en su conjunto. La cabeza de la misma era de oro, sus pechos y sus brazos de plata, su vientre y sus muslos de bronce (2.32), sus piernas de hierro, sus pies en parte de hierro y en parte de barro cocido (2.33). De improvisto, una piedra cortada no por mano humana golpea a la imagen hasta reducirla a nada (2.34-35). Este fue el sueño y lo que inquieto al rey. Con toda libertad artística el sueño podría esquematizarse de la siguiente manera:

 

 

Daniel da la interpretación del sueño y claramente deja ver que, los metales están representando reinos, gobiernos, imperios humanos, imperios gentiles que a la caída de Israel tomarían los roles más predominantes en la sociedad humana. El primero de esos reinos empezando por la cabeza era el más cercano a David y el más lejano a él. El imperio de los pies de hierro mezclado con barro es el reino último cuando los tiempos de los gentiles se cumplan. En otras palabras, el reino referenciado a los pies, será el imperio humano que estará vigente durante el tiempo de la tribulación lo que hace a la profecía importantísima para determinar la naturaleza de este reino que tendrá como cabeza visible al anticristo.

 

La cabeza de oro. “tu eres aquella cabeza de oro” (Daniel 2.38). El profeta de Dios declara que el rey Nabucodonosor representa la cabeza, un reino de oro, poderoso, rico y magnifico. Después de Nabucodonosor se levantaría otro imperio representado por la plata, otro imperio representado por el bronce, otro más representado por el hierro y un último representado por el hierro mezclado con el barro cocido. En los días de ese reino por la acción de Dios, sería levantada una piedra destructora que acabaría con toda la gloria de los imperios precedentes.

 

El trabajo de la profecía es ayudarnos a determinar la identidad de los otros reinos o imperios posteriores a la Babilonia de los días de Daniel. Este trabajo el mismo Dios se lo reveló a Daniel a partir de lo que hoy conocemos como el capítulo 7 de su libro donde Daniel tiene un sueño en donde mira a cuatro bestias surgir del mar.

 

 

LAS BESTIAS DE DANIEL

 

 

La primera bestia es un león con alas de águila. Sus alas le son arrancadas y el león se pone sobre sus patas a manera de hombre. Esta bestia representa a Babilonia por medio de una mezcla del rey de las bestias y la reina de las aves. Su experiencia de levantarse y recibir un corazón de hombre puede referirse a la locura de su principal monarca Nabucodonosor quién convertido en una bestia vuelve a levantarse para glorificar a Dios. Como dato adicional diríamos que precisamente los leones alados eran un imagen de uso frecuente en la religión babilónica y son conocidos aquellos que resguardan la entrada a la Babilonia moderna imitación de los que estaban en la puerta original además de que aparecen en muchos lugares en donde se la herencia religiosa de Babilona ha llegado como en el romanismo. Por ejemplo, la puerta de la catedral de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez en el estado mexicano de Chiapas está resguardada por un gran león alado.

 

ACTUAL ENTRADA A LA CIUDAD DE BABILONIA

 

 

 

IMÁGENES DE LA CATEDRAL DE TUXTLA GUTIÉRREZ EN CHIAPAS, MÉXICO

 

La segunda bestia que correspondería al metal de plata se relacionaría con la segunda bestia que fue representada con la imagen de un oso levantado más de un costado con tres costillas en las fauces a quién se la da la orden de levantarse y comer. Esta bestia junto con la plata se refiere al imperio medo persa que conquisto a Babilonia. No fue tan esplendoroso como Babilonia pero tuvo la fuerza de un oso y era un imperio emanado de la fusión de otros dos: el imperio de los medos y el imperio de los persas. El costado levantado del oso deja ver claro que el poder de uno de sus imperios fundadores siempre fue mayor al otro. Las tres costillas podría sugerir las 3 regiones en las que el imperio estuvo dividido: Media, Persia y Babilonia. El oso recibe la orden de tomar mayor poder lo que podría dar a entender que en el momento en que Daniel recibe la profecía ya estaba dictada la sentencia para que el oso de Media Persia conquistara Babilonia.

 

La tercera bestia que coincide con el vientre y los muslos de bronce del sueño de Nabucodonosor. Esta bestia está representada por un leopardo con cuatro alas de ave y cuatro cabezas. Esta bestia recibe dominio. Sin lugar a dudas, el leopardo representa al imperio griego que en los días de Daniel era el pequeño país de Macedonia que de la mano de Alejandro Magno conquisto a los persas en el año 331 a.C. La imagen del leopardo puede sugerir la velocidad con que dicho imperio creció mientras que las cuatro cabezas y las cuatro alas sin lugar a dudas representas los cuatros bloques en los que el imperio griego se dividió a la muerte de Alejandro Magno.

 

Luego de esta bestia aparece una bestia espantosa y terrible que tiene diez cuernos y que están relacionados con los diez dedos de los pies del sueño de la estatua y guarda relación con las piernas de hierro y los pies de hierro mezclado con barro.

 

Diríamos que este imperio se presenta en dos etapas, la primera (las piernas) más poderosa que la segunda (los pies). Esta bestia sin lugar a dudas se está refiriendo en su primera etapa al imperio romano y en su segunda etapa a un imperio romano que resurgirá. Roma fue un imperio mucho más fuerte y poderoso que los imperios que lo precedieron. Creció desde Italia hasta llegar a ocupar toda Europa, medio Asia y el norte de África en un colosal bloque de poder que se mantuvo vivo por más de 1000 años.

 

Roma ha pasado a la historia y paso precisamente como lo indica la imagen de la estatua del sueño de Nabucodonosor, dividiéndose en dos imperios occidental y oriental hasta desaparecer el último de ellos ya bien entrado el segundo siglo de nuestra era. Pero la última parte no se ha cumplido. Los dedos de los pies de la profecía y los diez cuernos de la bestia parecen sugerir que el imperio romano en los días por venir se levantara por medio de una gran confederación o grupo de poder integrado por diez bloques de en medio de los cuales se levantará un “cuerpo pequeño” el cual representa al anticristo. Este anticristo se levantará contra tres de estos bloques o grupos de poder y los destronará convirtiéndose en ese momento en el mayor poder humano que el mundo haya conocido pero sin tener ni la fuerza ni la gloria de los imperios que le han precedido.

 

Cuando este imperio humano llegue a su fin, una roca de procedencia divina que es Cristo en su segunda venida lo destronará y con ello terminará con todo recuerdo de poder humano que haya intentado gobernar la creación de Dios.

 

El cuándo se levantará este gran reino encabezado por el cuello pequeño y soportado por el imperio romano resucitado, la forma como se levantará y más detalles de esto, no forman parte de este estudio por lo que recomendamos al lector consultar nuestros otros estudios sobre el tema o libros relacionados con el tema.