Translate
Profecía - Las profecías mayas y otros fines del mundo
 

Estudios bíblicos

Profecía

 

Las profecías mayas y otros fines del mundo

 

 

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador


 

 


EL FUTURO, EL ESCURRIDIZO FUTURO

 

Desde la más remota antigüedad, a partir del momento en el cual el hombre tuvo conciencia de sí mismo fue evidente que estábamos y seguimos estando sujetos a un ciclo de vida y muerte que nada puede evitar. Esto, la certeza de “la muerte” además de despertar en nosotros la necesidad de “trascender”, de seguir existiendo después de morir, despertó en el hombre la necesidad poder “adivinar” de poder saber lo que ha de acontecer. Esto, estas dos ideas están presentes en el interior de todos los seres humanos y forman una atracción de impresionante magnitud hacia cualquier persona.

 

Por otro lado, el pecado original dejo al hombre con la tendencia de querer explicarlo todo haciendo a un lado a Dios y lo mismo sucedió con los dos puntos que se comentaban en el párrafo anterior. A tal efecto, los seres humanos, echamos mano de profetas y profecías que nos resuelvan el futuro o que por lo menos nos hagan estar preparados para el momento crucial en que tendremos que desaparecer como especie. Esto ha hecho que siempre la idea de cualquier fin del mundo sea atractiva y llame nuestra atención.

 

Los fines y principios de siglo o como sucede a inicios del siglo XXI, la existencia de pueblos antiguos que vaticinaron un final, activa nuestro frenesí por el futuro y nos volvemos pasto seguro de las premoniciones que por cierto más nos acerquen a nuestro final.

 

 

UN INTENTO DE EXPLICACIÓN

 

Como puede verse con más detalle en el texto de mi libro La Biblia y los fenómenos paranormales se han tratado de formular varias teorías (ninguna con sustento empírico) que tratan de explicar la posibilidad que tiene el hombre para poder adivinar el futuro. Las dos más importantes son las siguientes:

 

  • Teoría de la sincronicidad. Afirma que la mente humana está relacionada con el mundo exterior de alguna manera desconocida que es diferente de la causalidad, pero complementaria a ella, o sea, las cosas no siempre suceden bajo la idea de que todo efecto tiene una causa sino de alguna otra forma, lo que ha llevado a afirmar a algunos parapsicólogos que las personas podemos tener información genética subconsciente relacionada con una aparente capacidad de predecir el futuro.

  • Teoría del presente intermedio. Afirma que el futuro realmente está coexistiendo con el presente y no es independiente a él, por eso, puede ser “captado” por una persona con la sensibilidad suficiente. Por ejemplo, vemos la luz de un relámpago pero el sonido de su choque lo percibimos después (aun cuando el sonido de un relámpago no es causado por choque alguno), y es este espacio de tiempo entre que un hecho sucede y es percibido lo que se conoce como presente intermedio, espacio de tiempo en el cual, pueden según se cree; estar empezando a suceder ciertos eventos que la precognición puede registrar.

 

En este punto podemos decir que la perspectiva cristiana del mundo obliga a los creyentes en Cristo a buscar solo en Dios y en su revelación escrita que es la Biblia la información que nos ayude a tener lo más claro posible el cuadro de los tiempos por venir.

 

Este tipo de análisis tiene su lógica. Dios es trascendente al tiempo. Él es la fuente del mismo tiempo y quién en un eterno presente mira las cosas que no han existido como si existieran y si ese Dios de amor ha permitido el desarrollo de lo que nosotros llamamos “historia” para podernos alcanzar y tener con nosotros una relación eterna, consideramos que Dios es la mejor fuente de información para poder saber el futuro, pero debemos conocer otros puntos de vista, u otras miradas hacia el futuro que nos permita ver y comparar el punto de vista de Dios con el punto de vista del hombre.

 

 

PROFETAS Y PROFECÍAS

 

San Malaquías. Este personaje fue un monje irlandés que vivió del año 1095 al año 1148 a quién se le atribuyeron profecías que tenían relación directa con los papas católicos. A cada uno de los papas San Malaquías le asigna una frase que lo identifica. Este “vidente” registra toda la sucesión de papas hasta lo que él considera el ultimo papa que gobernará Roma por lo que se le considera una profecía sobre los últimos tiempos. Hoy se sabe que estas profecías fueron una falsificación publicada en 1595 y atribuida a este monje, sin embargo la exactitud de algunas de sus frases resulta sobrecogedora.

 

La frase que corresponde con el papa Pio XII fue “pastor angélico”. Pio XII gobernó de 1939 a 1958 y era un estudioso consumado de Santo Tomas de Aquino a quién se le conoce tradicionalmente cono el “doctor angélico”.

 

La frase asignada a Juan XXIII (1958-1963) fue “pastor y navegante” y se afirma que esto tiene que ver con el hecho de que este papa fue quién convocó y guió el último gran concilio de la iglesia romana que fue el concilio Vaticano II.

 

A Paulo VI le asigno la frase “Flor de las flores” y este papa tenía como escudo una flor de lis. San Malaquías afirma que después de Paulo VI solo habría cuatro papas más. El primero de ellos es asociado con la frase “De la media luna” referido a Juan Pablo I quién gobierna Roma 33 días de 1978 e inicia y termina su papado a la mitad del mes lunar comprendido entre el 16 de Septiembre y el 16 de Octubre del mismo año.

 

El siguiente papa es llamado “Del trabajo del Sol” y se remite a Juan Pablo II quién gobernó de 1978 a 2005. El significado de la frase no parece claro. El penúltimo papa es señalado como “la gloria del olivo” que tendría aplicación para Benedicto XVI. El último de ellos es designado como “Pedro de Roma” tras el cual Roma será destruida y sobrevendrá el juicio final.

 

El naufragio más famoso. Todo el mundo sabe de la existencia del “Titanic” barco que en 1912 se hundió llevándose la vida de más de 1200 personas y que se consideraba “inhundible”. Lo curioso es que en 1898 Morgan Robertson publicó una novela que contiene semejanzas más que superficiales con este famoso hundimiento. En su novela Robertson describe el hundimiento de un barco llamado Titán y que era consideraba “inhundible” el cual sucumbe a un impacto con un iceberg, pero más allá de ello, se han encontrado las siguientes semejanzas:

 

 

Titán

Titanic

Mes del naufragio

Abril

Abril

Pasajeros y tripulación

3000

2207

Botes y salvavidas

24

20

Tonelaje

75000

66000

Eslora

243 m

268 m

Hélices

3

3

Velocidad al chocar

25 nudos

23 nudos

           

 

El infaltable Nostradamus. Michel de Nostradamus fue un médico y astrólogo francés de origen judío que a partir de 1555 publicó diez libros de profecías las cuales fueron publicadas en un tono críptico para huir de la persecución religiosa. Su método de composición era escribir cuartillas a manera de verso. De ellas sin lugar a dudas estas son las más famosas:

 

De Enrique II de Francia. El león joven matará al mayor en una palestra y un solo combate. Le atravesará los ojos en su jaula de oro. Dos heridas en una. Luego morirá de muerte cruel. Cuatro años más tarde de publicada esta profecía en 1559 Enrique II cuyo emblema era un león participó en un duelo con un joven militar cuya lanza por accidente se introdujo el visera del casco dorado de la armadura de Enrique lastimándolo en un ojo y en la garganta. El rey Enrique murió diez días después de una dolorosa agonía.

 

De Napoleón Bonaparte. Nostradamus lo llamó el “primer anticristo”, el segundo fue Hitler y el tercero aún no ha venido. De él dijo: Un emperador nacerá cerca de Italia que costará muy caro al imperio lo que realmente así sucedió. De su destino dijo: El gran imperio pronto será cambiado por un lugar pequeño que pronto comenzará a crecer. Un sitio pequeño de escasas dimensiones en medio del cual vendrá su cetro a depositar. Napoleón fue desterrado a la pequeña isla de Elba de la que huyó después de 100 días volviendo a levantar su imperio hasta que finalmente fue a parar a la isla de Santa Elena en donde se presume muere alguno creen intoxicado.

 

De Luis Pasteur. Pasteur será celebrado como figura divina esto será cuando la luna complete su gran ciclo. Las aportaciones de Pasteur son innegables y la fundación del instituto Pasteur se dio en 1889 curiosamente en el año en que la luna termina su ciclo alrededor de la tierra que dura 19 años.

 

Del fin del mundo, Nostradamus según algunos de sus estudiosos, predijo el fin del mundo para que sucediera aproximadamente en el año 3797 sin embargo predijo una gran catástrofe para el año de 1999 lo que curiosamente no sucedió lo cual decretó en esta cuartilla:

 

El año 1999, siete meses.
Del cielo vendrá un gran Rey del Terror:
Para devolver a la vida al gran Rey de los Mongoles,
Antes y después de Marte, para reinar con fortuna

 

Los mayas. El calendario de los mayas, sin dudas el más exacto antes de la instauración del calendario gregoriano en el siglo XVI contemplaba un ciclo de 52 años al final del cual, iniciaba una nueva era en el que el periodo calendárico volvía a iniciar. Curiosamente, a pesar de su exactitud astronómica, los mayas eran tremendamente supersticiosos lo que acabó prácticamente con su cultura. A ellos, a los mayas se les atribuye una seria de profecías que tienen relación con nuestros tiempos y que para muchos representan un registro confiable.

 

Primera profecía. El mundo terminará el sábado 22 de diciembre de 2012 debido a la actividad solar a pesar de lo cual, el género humano tendrá una posibilidad de sobrevivir. La segunda profecía afirma que en 1999 sucedería un eclipse  solar a partir del cual sucedería un cambio en la conciencia global. La tercera profecía anuncia una ola de calor sin precedente. La cuarta profecía afirma que se sucedería el derretimiento de los casquetes polares. Sin embargo no se ha comprobado que esto realmente haya sido registrado por los mayas. La quinta profecía sin anunciar tiempos se refiere a una nueva era de convivencia y espiritualidad. La sexta profecía se refiere a un cometa que eventualmente se precipitará a la tierra. La séptima profecía se refiere a los acontecimientos cruciales que sucederán de los años 1999 al año 2012.

 

Vale la pena señalar que el año 2012 es solamente el final del calendario largo que los mayas llevaban además de su cíclico de 52 años. En su calendario largo los mayas contaban a partir del día en que el mundo fue creado por sus dioses lo que sin duda lo vuelve una referencia realmente vaga y que no parece tener sentido alguno pero, por ser la más próxima al inicio del siglo XXI parece ser la más llamativa para todas las personas.

 

 

ALGO QUE NOTAR

 

Antes de dar un giro a nuestro estudio, deseamos resaltar dos aspectos fundamentales que tienen que ver con los aciertos y desaciertos para poder predecir el futuro.

 

·     La falta de precisión. Las predicciones falsas con inciertas son generales, no se refieren a nada en particular. No apuntan a fechas, personas o situaciones identificables. Aunque es comprensible la distancia entre las “cosas que el vidente veía” y como “las podía percibir” esto no justifica la inexactitud y vaguedad que por cierto no sucede para nada con la genuina profecía de la Biblia.

 

·     El acomodo de los hechos. Los hechos se ajustan a las teorías, eso es lo que sucede siempre con un fenómeno o profecía falsa. Sucede algo, y de inmediato creemos que ese algo está relacionado con algo que ya se nos dijo, o sea, forzamos una situación para que así se parezca a lo que ya nos dijo una profecía y no al revés como debe de ser.

 

      Esto nos hace ver lo fácil que es vivir en el mundo del fraude cuando nos movemos en el mundo de la profecía.

 

 

EN EL MUNDO DE LAS RELIGIONES

 

El concepto del fin del mundo en el ámbito religioso no suele diferenciarse de las profecías que anteriormente hemos citado a reserva de que se añade al catastrofismo el concepto del “alguien” divino que dirige la orquesta en el proceso de destrucción para poder así cumplir con su propósito de brindar algún tipo de recompensa a quiénes siguieron sus mandamientos o sus preceptos. Para poder entender esto, vamos a tratar de conocer en aspectos amplios la idea del fin del mundo en las diferentes religiones.

 

Los santos de los últimos días. Estas fueron las palabras de Jhon Smith el fundador del movimiento mormón sobre el asunto: "El Gran Padre del universo vela por toda la familia humana con paternal cuidado y consideración; y sin ninguno de estos sentimientos mezquinos que influyen en los ... hombres, ...es un sabio Legislador, y juzgará a todos los hombres, no de acuerdo con las estrechas y contraídas ideas de los hombres, sino 'lo que hubiere hecho por medio del cuerpo, ahora sea bueno o malo', sea que se hagan estas cosas en Inglaterra, América, España, Turquía o la India. Juzgará al hombre 'por lo que tiene, no por lo que no tiene', y los que hayan vivido sin ley, serán juzgados sin ley; y los que tuvieren una ley, serán juzgados por esa ley.... El (Gran Jehová) impartirá juicio y misericordia a todas las naciones de conformidad con lo que respectivamente merezcan: sus maneras de obtener inteligencia, las leyes por medio de las cuales se gobernaron, las facilidades que se les dieron para obtener información correcta y sus inescrutables propósitos con relación a la familia humana."

 

Este régimen de justicia se aplicará a todos y antes del juicio final, los muertos recibirán instrucción que los preparará para enfrentar su momento de juicio. Los justos (por cierto deben de ser mormones) recibirán el premio de volverse pequeños dioses que a semejanza del gran Dios vivirán en un universo espiritual en el cual recibirán todo el reconocimiento por haber acatado la voluntad del gran Dios que los quiere a su semejanza, como seres espirituales viviendo con esposas espirituales y engendrando hijos espirituales de manera eterna.

 

El mundo del Islam. El islam cree que la vida terrenal es un espacio de preparación para la vida en el más allá. Según el Islam el universo físico será destruido y los muertos serán resucitados para enfrentar un juicio ante “Dios”. A todas las personas seguidoras del Islam que crean que Mahoma es su profeta les espera una vida eterna de bendición en el “paraíso” donde estarán para siempre.

 

Dicta el Corán:

 

Y a los que crean y practiquen las acciones de bien

Esos son los compañeros del Jardín, donde serán inmortales

Coran 2.82

 

Aquellos que mueran sin creer perderán el Paraíso por siempre y serán enviados al Fuego del Infierno

Y quién desee otra prácticas de adoración que no sea el Islam

no le será aceptada y en la última vida será de los perdedores.

Corán 3.85

 

 

El movimiento del séptimo día. Tenemos que iniciar con un previo antes de dar paso a las iglesias del séptimo día. Un predicador emanado de la iglesia bautista, influenciado por los libros de Daniel y de Apocalipsis y por su poca preparación y cultura predijo el fin del mundo para el 3 de abril de 1843. Se ha dicho que algunos seguidores de Miller asesinaron a sus familiares bajo la creencia de que los muertos serían resucitados primeros. El fin del mundo nunca llegó. Miller entonces cambió su fecha para el 7 de Julio y una vez los seguidores se dieron a la tarea de vender propiedades y ataviarse con sudarios para esperar la fatídica fecha. Nada paso.

 

La nueva fecha fue el 21 de marzo de 1844 y una vez más sus seguidores le creyeron y el mismo volvió a fallar. Miller revisó sus cálculos y fijo una nueva fecha para el 22 de Octubre y esta vez los seguidores volvieron a aparecer incluso llevando alguno sus vacas vestidas de blanco para proveer leche a los niños en el largo viaje hacia la eternidad la cual por cierto, nunca se acercó. Obviamente fracasó pero sus ideas calaron hondo en una mujer llamada Hellen G. White que se convirtió en la nueva profetisa de un movimiento que ya era conocido como “adventista” por sus insistentes aseveraciones con respecto al advenimiento de Cristo y de una subsecuente nueva era.

 

Hellen G. White argumento que en 1844 Cristo entró a su santuario en el cielo para purificarlo pero que no vendría a la tierra sino hasta más tarde y para ello sugirió que vendría en 1847, 1850 y 1852 lo que tampoco sucedió pero el movimiento permaneció volviéndose un “poco más bíblico” pero completamente desapegado de la esencia de la profecía bíblica.

 

Los testigos de Jehová.  A la sombra de las enseñanzas de White, creció la idea profética de un desencantado presbiteriano llamado Charles T. Rusell que en 1872 dejó la iglesia adventista para formar lo que hoy se llama el movimiento de los testigos de Jehová.

 

Para los testigos de Jehová (con una conveniente aplicación a ellos mismos) el fin del mundo no terminará con nada porque Dios no es malo para destruir a su criatura. El fin del mundo realmente será una regeneración del mundo físico existente en donde morarán los creyentes en la doctrina de Rusell mientas que en el cielo, morarán únicamente 144000 “sellados” que serán 144000 testigos de Jehová especiales los cuales compartirán naturaleza con “Dios” y se convertirán en una especie de corregentes en el cielo además de una especie de gobernadores sobre los humanos “perfectos” que en la tierra seguirán un ciclo permanente de nacimiento vida y muerte pero en un mundo sin mal.

 

Por cierto, los testigos de Jehová han vuelto a atacar y ahora afirman que el mundo se acaba en el año 2034:

 

Según La Atalaya del 15 de diciembre de 2003, página 15, párrafos 6 y 7, el 2034 es la nueva fecha del Armagedón watchtoweriano.

 

Primero se cita en el párrafo 6 a Génesis 6:3 respecto al mundo prediluviano: “sus días tendrán que llegar a ser ciento veinte años”, y el artículo dice que ese anuncio divino fue 2490 años antes de Cristo. Según la cronología de la WT, el diluvio fue en 2370 antes de Cristo (120 años después). Luego en el párrafo 7, dice: “Ya han transcurrido unos noventa años desde que en 1914 se iniciaron los últimos días de este sistema de cosas. Sin duda estamos en “el tiempo del fin” (Daniel 12:4).” De esta manera sutil (típico estilo WT), se está insinuando -sin decirlo-, la posible fecha armagedónica es el 2034.

 

Este es el mundo del fin del mundo en el mundo de las religiones.

 

Finalmente, porque este es el alcance de este estudio señalaremos que, en cualquier movimiento religioso básicamente presenta un aspecto benéfico para su movimiento que dejan sus profecías o sea, el juicio final alcanza a todos aquellos que no comparten sus creencias y ellos, los creyentes son los únicos beneficiados de todo lo que pudiera suceder.

 

Curiosamente (diríamos debido a la falsedad de sus afirmaciones) todo lo que afirman no se ajusta y en muchos casos no se acerca siquiera a las circunstancias sociales, políticas y religiosas que en el mundo se van desarrollando lo que no sucede indudablemente con la profecía de la Biblia la cual si es la Palabra de Dios debe ajustarse perfectamente a todo lo que pudiera pasar en el mundo tal y como lo conocemos pero eso los realizaremos en estudios por separado.