Translate
Encuentro Cristiano - Estudios
 

Estudios bíblicos

Profecía

 

La batalla de Gog y Magog

 

 

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador


 

 


EL VERDADERO FINAL

 

El evento profético conocido como la batalla de Gog y Magog aparece referenciado únicamente en tres versículos de la Biblia (Apocalipsis 20.7-10) por lo que, el material que podamos referir es realmente escaso y nos deja con la necesidad de hacer demasiadas especulaciones. Sin embargo, estas especulaciones tienden a ser mucho más equilibradas si tratamos de ubicar los eventos proféticos que anteceden a esta batalla.

 

Esta retrospectiva la vamos a hacer tomando en cuenta la perspectiva de tres grupos de personas que se definen claramente en las Escrituras y que son los incrédulos, los creyentes redimidos por el tiempo de la gracia y los judíos.

 

 

TRES DESTINOS

 

Para los incrédulos podemos decir que podemos considerar a aquellos muertos antes y durante la tribulación como personas que se encuentran cautivas en el Hades esperando la confirmación de su condenación. Los incrédulos que sobreviven a la tribulación pasan por el juicio de las ovejas y los cabritos y van al mismo lugar a esperar su condenación.

 

Para los creyentes redimidos del tiempo de la gracia todos redimidos con cuerpos glorificados se presentan ante el Señor por medio del arrebatamiento y experimentan las bodas del Cordero y el tribunal de Cristo en la eternidad. Al fin de la tribulación los creyentes presencian el juicio de las ovejas y los cabritos y entran al reino milenial como gobernadores del imperio de Cristo con cuerpos glorificados a semejanza del suyo.

 

Para los judíos podemos decir que los que han muerto sin Cristo y sin fe en Dios como Soberano de la ley, están en el Hades esperando condenación. Aquellos muertos durante la tribulación en las mismas condiciones están en el mismo lugar. Aquellos que en el tiempo de la gracia reciben a Cristo se unen con los redimidos en una sola iglesia espiritual.

 

En este punto podemos decir que se abre un cuarto grupo de personas que son aquellos que sobreviven a la tribulación sin ser condenados en el juicio de las ovejas y los cabritos, personas mortales que entran al milenio y que vivirán en una condición espiritual semejante a la que vivimos en esta era lo que les deja completamente abierta la posibilidad de pecar conscientemente.

 

 

GOG Y MAGOG

 

Al inicio del milenio el anticristo y el falso profeta con cuerpo físico son lanzados al lago de fuego y se convierten en los primeros habitantes de este lugar de tormento eterno (Apocalipsis 19.20). Satanás su amo y señor, es apresado en el abismo (Apocalipsis 20.2). Al final del milenio es desatado y engaña a las naciones preparando un ejército para guerrear contra el Cristo que ha reinado en Jerusalén teniendo como su príncipe al rey David. Esta tentativa prospera precisamente por esa condición de condición carnal que existirá en los sobrevivientes de la tribulación.

 

 

El concepto de Gog y Magog es también presentado en Ezequiel 38 pero el contexto y el espacio de tiempo parecen indicar con claridad dos conflagraciones diferentes. De todos los ángulos de la tierra, los no salvos ven en el ejercicio de Satanás la forma de dar sentido a su fe vacía y sin convicción. El resultado de esta batalla es una contundente victoria de Cristo lo que provoca que Satanás sea arrojado también al lago de fuego donde se encontraban previamente el anticristo y el falso profeta para ser atormentado por siempre.

 

Todos los muertos incrédulos son vueltos a la vida en una resurrección que los prepara para el momento de su enjuiciamiento pero esto, es espacio para otro estudio independiente al presente.

 

 

¿QUE APRENDE DE GOG Y MAGOG?

 

La última batalla de oposición de Dios nos enseña con toda claridad que una estando Dios vivo y físicamente manifestado en la tierra ni siquiera esto garantiza la total convicción en su persona y obra. Esto a los creyentes simplemente nos debe llevar a entender si realmente eso es lo que somos creyentes o herederos de salvaciones falsas.