Translate
Profecía - Cielos nuevos y tierra nueva
 

Estudios bíblicos

Profecía

 

Cielos nuevos y tierra nueva

 

 

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador


 

 


UN NUEVO GÉNESIS

 

El final de la revelación escrita de Dios nos presenta un cuadro glorioso que escapa a toca concepción humana. Apocalipsis 21 deja atrás la batalla de Gog y Magog y el juicio del gran trono blanco y nos introduce en un momento en el cual deja de existir todo concepto de lo que hoy llamamos tiempo para hablarnos de lo que Dios desea darle a su criatura redimida como lugar de habitación algo que simplemente es definido como cielos nuevos y tierra nueva.

 

Este nuevo génesis cuenta con las siguientes características.

 

·        Apocalipsis 21.1 lo nuevo es distinto de lo anterior, de lo presente de lo físico. Incluso no existen ya las cosas que para nosotros son comunes en este momento. Apocalipsis 21.2 A este entorno perfecto se le suma una ciudad especial: la nueva Jerusalén.  Apocalipsis 21.4 Toda experiencia de emociones carnales quedará atrás.  Apocalipsis 21.6 Se ratifica la promesa de lo nuevo poniendo de por medio a la persona de Jesucristo. Apocalipsis 21.9-27. La nueva ciudad se muestra perfecta en dimensiones, fulgor, riqueza y exquisitez para que sus habitantes la disfruten. Apocalipsis 22.1-5. Lo más importante de la nueva Jerusalén es que la presencia de Cristo será su resplandor.

 

El final del libro haciendo un epílogo refuerza la idea de que el tiempo de esta promesa esta cerca. Un punto importante a considerar en este espacio es que es lo que Dios desea que entendamos de lo que ha prometido vendrá sobre nosotros.

 

 

LO QUE DEBEMOS ENTENDER

 

Lo nuevo no se refiere a una especie de lugar anexo a la gloria que Dios tiene sino a unos cielos nuevos y una nueva tierra contenidos dentro de un espacio atmosférico como hoy tenemos este mundo físico. De este nuevo entorno no son muchos los detalles que se nos dan.

 

Un detalle importante es el hecho de que la nueva Jerusalén se dice específicamente que “desciende del cielo” (Apocalipsis 21.10) lo que para muchos implica el hecho de que ya estaba ahí desde tiempo atrás. Incluso algunos sugieren que, durante el milenio, la nueva Jerusalén se mantiene en el espacio atmosférico y es habitada por los justos redimidos los que descienden para ejercer sus funciones de gobierno.

 

Tratemos de imaginar la nueva Jerusalén. El pasaje afirma que es una ciudad que tiene doce puertas con doce ángeles (v.12). Está relacionada con las doce tribus de Israel (v.12). Tiene doce cimientos (v.14) relacionados con los doce apóstoles (v.14). Tiene doce perlas (v.21) y doce clases de frutos (22.2), El muro de la ciudad refleja medidas iguales en todos sus lados que equivalen a 2240 kilómetros. El muro que rodea esta ciudad es de 65 metros de espesor. Algunos comentaristas se inclinan porque tenga una forma cúbica, mientras que otros le miran una forma piramidal.

 

 

La anterior es una representación artística de la nueva Jerusalén que asume algunos de los detalles señalados pero se queda corto en otros. Como se debe entender. Ante la falta de certeza del texto de la Biblia se debe especular sobre algunos detalles. Por ejemplo se sitúa esta imagen en un mundo que parece físico y la ciudad no tiene la dimensión correcta en cuanto a su altura.

 

La belleza de la ciudad y sus componentes revelan una magnificencia más allá de este mundo pero no se nos da una pista sobre la interpretación que debemos darle, lo único que resulta obvio es que todos los salvos redimidos y Dios estarán en esta ciudad.

 

Existe un río de agua limpia que bien puede simbolizar la pureza de la ciudad de sus moradores y de su Dios lo que no deja de lado el hecho de que el río sea un afluente literal. En la ciudad estará al alcance el árbol de la vida lo que puede implicar el simbolismo de que la vida física existirá por siempre. Esto hace un poco confuso el hecho de que se declare que las hojas del árbol de la vida serán “para la sanidad de las naciones” pero la palabra griega sugiere más que un uso para sanidad, un uso terapéutico por lo que tiene lógica lo que afirma El conocimiento bíblico al decir que las hojas del árbol de alguna manera contribuirán al bienestar físico de los habitantes de la ciudad.

 

Para que quede claro que cualquier concepto de dolor o enfermedad ha desaparecido se añada la frase: y no habrá más maldición. Luego de esto, se presente una comunión íntima y eterna dentro de esta ciudad en la cual el trono del Cordero estará ahí quedando claro que, los redimidos no solo gobernarán con el Señor sino que por siempre le servirán lo que implica la mayor meta a realizar por parte de cualquier persona que aceptando a Cristo estará con él en la gloria.