Herramienta de traducción gratuita de páginas web
by free-website-translation.com Principal - Estudios bíblicos
 

Estudios bíblicos

Pastores y líderes

 

Ética ministerial: irreprensibles

 

Autor:

Iglesia evangélica de hermanos congregados en el nombre del Señor Jesucristo

Asociación religiosa



 


 “ Pero es necesario que el obispo sea irreprensible ...”

1 Ti. 3:2; 3:10; Tit. 1:6,7

 

OBJETIVO

 

El alumno comprenderá la importancia de edificar una vida con una reputación irreprochable como parte primordial del crecimiento y madurez del hombre de Dios que  tiene la responsabilidad de apacentar la grey del Señor.

 

 

INTRODUCCIÓN

          

El griego “anepílemptos”, que suele traducirse por irreprensible, es un término que se menciona únicamente tres veces en todo el nuevo testamento (1 Ti. 3:2; 5:7; 6:14) y significa literalmente que no hay por donde agarrarle”, es decir, ésta cualidad la posee el hombre que no da motivo a nadie para que pueda atacarle o reprenderle.

 

En Tito 1:6 el término en griego “anénkletos” que también se traduce por irreprensible (véase también 1 Ti. 3:10) significa literalmente “que no debe ser llamado a rendir cuentas”, entendiéndose que el que anhela obispado ha sido sometido a prueba y no se le encuentra de que acusarle, situación que ha de prevalecer todos los días de su vida para que su labor sea reconocida, y bendecida por Dios.

 

En Tito 1:7 se menciona que el obispo debe ser irreprensible como administrador de Dios .y se requiere que los administradores sean hallados cada uno fiel (1 Co. 4:1-5). Entonces la exigencia a los administradores es la fidelidad. Señalando de esta manera la tremenda responsabilidad de los ministros de Dios, pues son los mayordomos de Dios para dispensar a los demás las verdades que Dios ha revelado para la Salvación y Santificación de los hombres. Puntualizando: ser irreprensible como administrador es usar bien la palabra de verdad (2 Ti. 3:15).

 

Cuando el apóstol Pablo señala que el hombre que anhela obispado debe ser irreprensible, no se refiere a que SEA PERFECTO, sino que procura que su andar sea en rectitud, es íntegro en todo momento, bajo cualquier circunstancia y en todo lugar. Su hablar, sus actitudes y sus acciones manifiestan que es un hombre de Dios que no tiene nada que ocultar, ni nada que censurarle (2 Co. 4:2).

 

Es vital contar con una reputación irreprochable, porque el anciano tiene que ser obispo, es decir, vigilar como uno que es responsable ante Dios como su mayordomo, pues la iglesia que está a su cuidado es del Señor (Hch. 20:28, 29) y como pastor apacentarla y cuidarla, siendo ejemplo de la grey (1 Pd. 5:2,3).

 

El ser irreprensible es el resultado de vivir las otras cualidades que menciona el apóstol Pablo en Timoteo y Tito.

 

   

VERDADES BÍBLICAS ACERCA DEL QUE ANDA EN INTEGRIDAD (IRREPRENSIBLE)

 

          Pr. 28:18 ; Sal. 15:1-5            El que anda en integridad no caerá jamás

          Jos 24:14; Tit. 2:7                  El que sirve debe hacerlo con integridad

          Juec. 9:19,20                           El siervo debe proceder con integridad

          Job 27:3-6                                La integridad se manifiesta todos los días mientras viva

          Job 31:1-6; Sal. 26:1-5          El Señor pesa mi vida y conoce si ando en integridad

          Pr. 20:7                                      El integro y sus hijos son dichosos

 

En algún momento hemos escuchado la frase “las apariencias engañan”, teniendo este dicho mucho de razón.- Tal vez en algún momento nos hemos visto impresionados por un hermano, por la forma en que predica con voz fuerte y tronante o por sus palabras dichas con aparente “humildad”, o por su facilidad para entablar amistad, o por el hecho de ser un personaje público; pero la realidad puede ser otra muy diferente a la que está reflejando en su vida privada. Entonces, para tener la certeza de la integridad de un hijo de Dios debiéramos preguntarle a su esposa, a sus hijos, a hermanos maduros de la iglesia y a sus compañeros de trabajo como es tal hermano.

 

Entonces, el ser irreprensible es un estilo de vida, una manera de ser ante los demás, siendo agradables y respetados por todos.

  

 

EJEMPLOS DE PERSONAJES BÍBLICOS QUE CAMINARON EN INTEGRIDAD

    

Anota el nombre del personaje y las cualidades que avalan su integridad:                       

 

          Lc. 2:52. ______________________________________________

          Gn. 6:8,9. ______________________________________________

          1 Sm. 2:26; 3:19. ____________________________________________

          Job 1:8; 27:5; 31:6. __________________________________________

          Hch. 6:1-5.  _____________________________________________

          Hch. 16:1,2. _____________________________________________

          2 Co. 8:18,19.  _____________________________________________

 

Anota las respuestas a cada una de las siguientes preguntas que corresponden a tus hábitos y costumbres:

 

1.      ¿Cada cuándo realizas tu devocional?

2.      ¿Qué tiempo dedicas a orar diariamente por otros?

3.      ¿Cuánto ofrendas cada domingo?  ¿Corresponde a lo que es justo?

4.      ¿A qué cultos de la iglesia llegas puntualmente?

5.      ¿Cómo te capacitas para ser mejor anciano?

6.      ¿Qué programas de T:V: ves con frecuencia?

7.      ¿Qué deportes practicas?

8.      ¿En qué quehaceres ayudas en casa?

9.      ¿Qué haces en tus tiempos libres?

10.  ¿ Qué tiempo dedicas a tu familia y qué hacen?

11.  ¿Cada cuando platicas con tus hijos sobre sus inquietudes y necesidades?

12.  ¿ Cada cuando sales a pasear con tu esposa?

 

Anota lo que piensas mejorar: ____________________________________________________________

Anota lo que piensas corregir inmediatamente: _______________________________________________

 

CONCLUSIÓN

 

Los ministros del Señor han de esforzarse para ser irreprensibles en tan alto oficio  y tan bendito y santo ministerio, al saber que un día han de  RENDIR CUENTAS AL PRÍNCIPE DE LOS PASTORES. El obispo no es responsable ante la congregación, sino ante Dios. No es de la congregación donde el anciano ha de esperar la alabanza, sino que “cada uno recibirá su alabanza de parte de Dios” (1 Co. 4:5b).