Translate
Matrimonio - El amado no llega

Estudios bíblicos

Noviazgo y matrimonio

 

El amado no llega

COMENTARIOS

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador



 


UNUNA HISTORIA ANTIGUA PARA UN PROBLEMA MODERNO

 

Vamos a tratar de entender cómo afectan a los matrimonios dos aspectos que nos serán mostrados por una pareja de la Biblia que protagonizó una de las historias de amor más impresionantes de la Biblia.

 

Esta historia nos lleva al pueblo de Israel en el tiempo del inicio de la monarquía. Esta historia nos lleva hasta el rey David quién tenía una tendencia muy peligrosa hacia las relaciones emocionales carentes de compromiso.

 

La Biblia registra que David tuvo ocho esposas que representaron para él la existencia de veinte hijos que constituyeron su linaje. De sus esposas, la más conocida es Betsabé, mientras que de sus hijos, los más conocidos son Absalón y Salomón. Pero, en sus años de juventud, el primer matrimonio de David, tiene mucho que enseñarnos acerca de cómo los esposos pueden lastimarse hasta llegar a barreras infranqueables.

 

La historia de David y Mical inicia teniendo en la escena principal a la hermana de Mical, Merab quién había sido ofrecida a David por el rey Saúl para serle quitada en el último momento (1 Samuel 18.19). Saúl se entera entonces que Mical amaba a David y formaliza un segundo compromiso que solo le interesa para poder asesinar a David a quién pide cien prepucios de los filisteos esperando que con ello, sea asesinado pero no por su mano. Los prepucios son entregados y David se encuentra ya en su primera relación matrimonial con una mujer que lo ama profundamente y que más tarde se lo demostrará. (1 Samuel 18.27).

 

El capítulo 19 de 1 Samuel, en los versículos 11 al 17 relata un episodio de amor y fidelidad entre David y Mical cuando Saúl intenta asesinarlo y Mical le ayuda a escapar deslizándolo por una ventana. A partir de ese momento, el guerrero se convierte en guerrillero y la historia de amor entre estos dos esposos, se ve truncada de momento sin que la mujer amada vuelva a saber de su esposo.

 

Mientras Mical espera noticias del hombre amado, podemos pensar que recibió cualquiera de las siguientes posibles:

 

·     David fue visto en la ciudad de los sacerdotes (1 Samuel 21.1)

·     David se ha refugiado en la tierra de Gat (1 Samuel 21.10)

·     David se esconde en la grutas de Adulam (1 Samuel 22.1)

·     David ha libertado a la ciudad de Keila de los filisteos (1 Samuel 23.4)

·     David está viviendo en los lugares fuertes de En-gadi (1 Samuel 23.39)

·     David ha tomado por mujer a Abigail viuda de Nabal (1 Samuel 25.42)

·     Junto con ella ha tomado por mujer a Ahinoam del valle de Jezreel (1 Samuel 25.43)

 

Pero por ella jamás pregunto, jamás se interesó y las tardes sorprendieron a Mical esperando al menos un pequeño mensaje del hombre que ahora parecía no tener memoria para ella. Ante esta situación, Mical es entregada en manos de otro esposo llamado Palti de tierra de Galim (1 Samuel 25.44)

 

Después de esto, una mujer herida del alma sigue recibiendo noticias que no le incluyen para nada:

 

 

·     David ha perdonado la vida de su padre Saúl en Zif (1 Samuel 26.23)

·     David se ha ido a vivir entre los filisteos (1 Samuel 27.5)

·     David ha regresado del territorio de los filisteos (1 Samuel 29.11)

·     David ha emprendido una guerra para librar a sus dos esposas (1 Samuel 30.5)

·     Mueren su padre y sus tres hermanos (1 Samuel 31.8-10)

·     David es ungido rey de Judá acompañado de sus dos mujeres (2 Samuel 2.4)

·     David ya está procreando hijos y teniendo más mujeres (2 Samuel 3.2-5)

·     Se sostiene una guerra entre David y los descendientes de Saúl (2 Samuel 3.6)

 

Es en este momento cuando las heridas de Mical vuelven a abrirse ya que, Abner, guarda del descendiente de Saúl que pelea por el trono, se adhiere a David y establecen un pacto, que es aceptado por David, pero este, le pone a Abner la condición de que al verlo, traiga consigo a Mical la esposa por la que nunca ha preguntado. (2 Samuel 3.13)

 

Mical entonces se convierte en una mujer usada ya que es reclamada por el rey David e Isboset, el descendiente de Saúl que reclama el trono mira la oportunidad de salvar su vida por lo que envía de inmediato a que Mical le sea quitada a su esposo (2 Samuel 3.15) quién la Biblia lo muestra como un hombre profundamente enamorada de Mical ya que al ser despojado va tras ella llorando por la pérdida (2 Samuel 3.16).

 

Nada escuchamos más de Mical hasta (2 Samuel 6.16; 20-23) en donde desprecia al rey por danzar ante la llegada del arca del pacto a Jerusalén lo que provoca una disputa que los mantiene ya separados como pareja hasta su muerte, unidos por el compromiso, consumidos por el orgullo, atados en un palacio, agonizando de tedio y de desprecio.

 

¿Cómo puede un matrimonio que inicia en el respeto y el amor y que probado por la vida terminar de esa manera? David y Mical nos enseñan que, tanto el varón que no comprende las emociones de su esposa y la esposa que desprecia el rol que su esposo desempeña en casa están condenando a su relación a una separación que puede ser muy peligrosa pero sobre todo demasiado dolorosa. Es necesario que los varones aprendamos a comprender las necesidades emocionales de nuestras esposas para poder amarlas como ellas necesitan no como nosotros creemos y las esposas deben aprender a entender que sus esposos, obtienen su respaldo emocional no solo de la autoridad que la Biblia les otorga sino de la autoridad que las esposas les confieren dándoles su espacio para que convivan con otros varones, realicen las cosas que los satisfacen pero sobre todo, se mantengan vivos y activos en la iglesia.

 

 

 


COMENTARIOS