Translate
La familia - Fidelidad familiar
 

Estudios bíblicos

La familia

 

Fidelidad familiar

COMENTARIOS

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador



 


MOTIVO DE ATAQUE

 

La familia ha sido desde siempre el pilar de la sociedad y la fuerza física de la iglesia. Una iglesia sana está constituida por familias que se han atrevido a ceder al Señor la dirección de sus vidas y es precisamente por esto, por evitar iglesias fuertes y personas maduras, que Satanás ha apuntado toda su ira en contra de la familia y la principal manera en que el enemigo está intentando destruir esta institución divina es a través de la falta de fidelidad familiar un concepto que, aunque socialmente tiene connotaciones de pareja, realmente expresa más que una simple falta de compromiso sentimental.

 

Veamos un concepto que nos ayudará a entender lo que implica la fidelidad familiar:

 

Infidelidad

Se puede definir la infidelidad como la actitud de desprecio hacia un compromiso adquirido con alguna persona o aún incluso con los propios valores personales

 

Al aplicar esta definición al tema de la ética y de la fidelidad, la pregunta que debe abrir el espacio de discusión es: ¿como puede una familia perder el compromiso consigo misma? ¿cuando se deja de cumplir con lo que debe hacerse en el seno del hogar? Las respuestas a estas preguntas como a cualquiera relacionada con el tema está en donde primero debe buscarse: en la Palabra de Dios.

 

 

ANALIZANDO LA BASE

 

En el Edén,  Dios constituyó a la familia (Génesis 2.24) como consecuencia de que la soledad del hombre era una condición imperfecta (Génesis 2.18). Eva aparece en el cuadro, no para servir al hombre puesto que para eso estaban los animales (Génesis 1.28), no para gobernar al hombre ya que este está constituido como cabeza del hogar. La mujer a su vez, fue extraída de un costado para que quede clara su posición de igual ante Dios. Fue sacada de debajo del brazo del varón para siempre poder acudir a encontrar su amparo y fue tomada del lado de su corazón para entender que es necesidad de la mujer sentir su amor.

 

Citas complementarias: Demandas bíblicas para el marido: Efesios 5.25; Colosenses 3.19; Malaquías 2.13-16; 1a. Pedro 1.7; Efesios 4.26; Proverbios 31.28-29; Génesis 26.8. Demandas bíblicas para la esposa: Efesios 5.22; Tito 2.4; Proverbios 15.17; 1a. Pedro 3.3-4; Proverbios 31.15, 17, 19, 21; Proverbios 31.23; 1a. Corintios 14.35.

 

 

LA BASE EN FUNCIONAMIENTO

 

La Escritura nos deja ver que el varón como cabeza del hogar, debe luchar denodadamente por mantener el orden divino de su hogar (Génesis 2.24). Siendo ya la pareja un hogar aparte, esto no debe significar una separación definitiva de las familias de donde proceden como enseña Efesios 6.1-2 lo que puede llevarnos a la conclusión de que la etapa matrimonial puede ser el momento en que el consejo sano de los padres puede ayudar a asegurar una vida equilibrada del matrimonio de sus hijos (Proverbios 15.5).

 

En el seno del hogar, la relación sexual es considerada sana y parte importante de la formación de la vida en pareja, la relación sexual en el matrimonio es considerada una obligación que debe tener continuidad a reserva de un mutuo tiempo de acuerdo en abstinencia en el cual debe intensificarse la oración personal y de pareja para evitar que la abstinencia provoque actitudes desastrosas de búsqueda de placer personal.

 

 

CUANDO LLEGAN LOS HIJOS

 

La llegada de los hijos al hogar abre a los padres la posibilidad de poder tener su huerto de comunión perfecto en el cual debe ser orientado como el Edén original al oriente para estar listo a la salida del Sol figura de Cristo. No hay más que agregar a la llegada del os hijos, y antes, debe existir un reinado divino en el hogar. Además de lo anterior, la Escritura enseña la importancia de mantener la oración como norma general y eso incluye el hogar (1a. Tesalonicenses 5.17). La enseñanza de la Palabra debe ocupar un lugar fundamental  en el hogar, pero siempre viniendo de padres a hijos (Deuteronomio 6.6-9). Colosenses 3.21 deja clara la idea de que el hogar debe ser un sitio de estimulación para los hijos lo cual debe estar complementado por una justa disciplina (Efesios 6.4) y los hijos deben obedecer a sus padres en todo sin burlas ni menosprecios (Proverbios 30-17).

 

 

UNA REFLEXIÓN FINAL

 

La palabra hogar proviene del latín focarem que significa literalmente "lugar donde se coloca el fuego". Eso debe ser el hogar, el sitio de refugio, de compartir cargas, de confianza, de llegar a recogerse espiritualmente, el sitio de refresco, de compartir, de cuidar, de consolar, de comprender, de estimular, de disciplinar con amor, el lugar de las caricias constantes y las palabras de ánimo, en resumen; un lugar en donde la presencia de Dios pueda ser percibida, anhelada y buscada con sumo gozo, eso, precisamente eso debe ser nuestro hogar.

 

¿Eso es nuestro hogar?

 

 

 


COMENTARIOS