Translate
La familia - El pacto del amor incondicional
 

Estudios bíblicos

La familia

El pacto del amor incondicional

COMENTARIOS

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador



 


DIOS DE PACTOS

 

La familia es una estructura social que fue concebida por Dios para poder crear el mejor entorno posible para el desarrollo y crecimiento emocional y espiritual de cada uno de los miembros que la componen, pero, Para que la familia pueda lograr esto, es necesario que dentro de ella se cumplan con ciertos acuerdos, con ciertas clausulas que no pueden ignorarse lo que convierte a la familia en una institución que se sostiene por medio de pactos que se celebran entre sus miembros.

 

Muchos son los pactos que una familia puede celebrar, en este espacio hablaremos del pacto del amor incondicional pero también existen otros más. En este mismo espacio el lector encontrara más estudios sobre este aspecto que es importante entender porque Dios ha pactado con el hombre y, desea que este se conduzca siguiendo su ejemplo,

 

 

COMO AMA DIOS

 

Si Dios es nuestro ejemplo y la vida de Cristo nuestro paradigma y, si consideramos el amor como la mayor expresión que se puede tener hacia alguien, es obvio que, busquemos en la manera de amar de Dios la forma en como nuestra familia debe celebrar su pacto de amor por lo que si entendemos las características con las que Dios nos manifiesta su amor podremos imitarlas para reproducir en nuestros hogares el amor con que Dios nos ama.

 

Finalmente, debemos recordar que estamos aquí para seguir sus pisadas (1 Pedro 2.21)

 

 

EXPRESIONES DEL AMOR DE DIOS

 

La Escritura nos dice estas cosas acerca del amor de Dios:

 

Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.

Jeremías 31.30

 

Dios ama con amor eterno, y nuestra mirada aunque humana siempre debe de pensar en el amor como algo al mayor plazo posible por lo que, Dios, manifestando su amor incondicional lo hace de una manera: mostrando misericordia. La misericordia es una sincera compasión hacia los sufrimientos o errores ajenos.

 

Ya con esta información podemos entonces pensar: ¿los miembros de mi familia han sentido mi compasión cuando han pasado por tiempos de sufrimiento o errores? ¿A pesar de los errores han sabido que los amamos? ¿Se han dado cuenta de ellos? Si pensamos en las acciones que podemos hacer por medio de las cuales mi familia perciba mi misericordia, entonces, estaré actuando con misericordia y, estaré guardando un pacto de amor.

 

Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartó de ellos.

Oseas 14.4

 

Dios nos ama, de pura gracia, como un regalo, como un obsequio que no merecemos y, la primera manifestación de esto es que Dios aparta su ira. Nosotros por nuestra parte, mantenemos un pacto de amor cuando apartamos la ira de nuestro corazón.

 

No podemos ni debemos actuar en ira contra cualquiera de los miembros de nuestra familia. Cuando actuamos con ira, aparte de hacerlo en la carne, actuamos de manera injusta. Nunca al actuar con ira lo haremos de manera justa. Esto es algo que claramente la Biblia enseña en Santiago 1.20.

 

Es importantísimo recordar que, la ira es la antítesis del amor, lo nubla, lo altera, lo destruye y, el proceso de reconstruir puede llegar a ser terriblemente lento.

 

Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.

Juan 17.23

 

Cristo clamando al Padre por aquellos que vendríamos a sus pies, se preocupa porque el mundo conozca cuanto Él (Cristo) ama a su Padre y como su Padre lo ama a Él y, también esto implica que el mundo también pueda conocer cuanto nos ha amado Cristo a nosotros y por consecuencia cuanto por medio de El Dios nos ha amado a nosotros.

 

Esta expresión del deseo de Cristo, tenía que ser más que una declaración de amor, tenía que ser un hecho tangible que, según vemos de la cita, solo podía ser demostrada por medio de la unidad.

 

Nada debe quebrantar la unidad de una familia, se debe luchar con todas las fuerzas para poder mantener la estructura indivisible de la familia ya que esto, es una manifestación del pacto del amor.

 

 

SIEMPRE QUEDA LA DUDA

 

Siempre la familia cristiana se pregunta el límite de las cosas.

 

En este estudio hemos aprendido:

 

·         El cristiano debe celebrar un pacto de amor con su familia.

·         Este pacto de amor se muestra por medio de tres cosas

·         Una sincera compasión por el sufrimiento y los errores de los míos

·         Un trato libre de las ataduras de la ira

·         Una unidad que lucha por mantenerse íntegra

 

Es normal que exista la inquietud de cuantas cosas deben tolerarse o, hasta cuanto los padres deben de tolerar ciertas cosas o cuando ya se está dañando y el hecho de mostrar paciencia solo acrecienta el daño.

 

Ante esta duda, es importante entender que, los pactos son complementarios y, en consecuencia ellos mismos pueden regular las cosas para evitar que se salgan de control.

 

Si existe un pacto de respeto que pone límites a las responsabilidades y a lo que cada persona puede o debe hacer en el hogar, entonces, el pacto del amor incondicional no puede quebrantar al pacto del respeto. Cuando un miembro de la familia al recibir amor, no responde con respeto, entonces se está cruzando una línea muy delgada que puede terminar en anarquía en el hogar. Es entonces cuando ya la familia tiene que tomar acciones disciplinarias para evitar que una tolerancia excesiva traiga el pecado a la familia.

 

Conviene ahora, que la familia se siente en algún lugar cómodo, platiquen unos a otros y, en un papel escriban el compromiso de mostrarse estas tres cosas que este estudio nos ha compartido.

 

 

 


COMENTARIOS