Translate
Exhortación - La restauración es posible

Estudios bíblicos

Exhortación y disciplina

La restauración es posible

COMENTARIOS

 

Autor:

Hno. Bernard López

Colaborador












Marcos, estaba, devastado, pues  la  relación con su esposa sufrió daños terribles, hasta sus niños sabían la situación familiar que vivían sus padres. Una inmensa cantidad de culpa, tristeza y vergüenza controlaba sus pensamientos. Además, la enorme carga de culpabilidad, era  una evidencia, de su terrible situación y un reflejo de como le falló a su esposa, hijos y a Dios. El tono de su voz  era una evidencia  que había perdido la esperanza de  recibir  sanidad y restauración  para  su matrimonio

 

De pronto, Marcos estaba en el lugar apropiado para comenzar a tratar con su carácter, pues estaba, totalmente, devastado, avergonzado y humilde. Usualmente, la persona tiene que vivir una crisis  de este tipo para  permitir que le ayuden. Era buena la situación en, la cual se encontraba Marcos, pues ahora,   podría  recibir la infinita misericordia y la gracia de Dios. (1 Pedro 5:5). Como consecuencia, un evento importante ocurrió en las sesiones de consejería bíblica: Marcos, logró hacer once descubrimientos relacionados con su conducta,  que lo hicieron reaccionar, y el resultado fue que comenzó a sanar las relaciones familiares que él mismo destruyó

 

 

EL FRACASO ES COMÚN

 

Marcos  creía que el fracaso era la excepción, en ves de una regla en la vida. Su primer paso fue reconocer que todos fracasamos (Romanos 3:23). Aun los grandes personajes de la escritura fallaron en obedecer a Dios en algún momento. Adán- (Génesis 3:6; Moisés-Números 20:11; David-2 Samuel 11; Pedro- Lucas 22:59-62).

 

 

LA RESTAURACIÓN ES POSIBLE

 

Los cristianos y  las personas que no comparten la fe cristiana, experimentan fracasos morrales la diferencia entre un grupo y otro es que el cristiano  posee herramientas bíblicas para sanar, restaurar  las relaciones y superar  los fracasos. Además, el creyente puede ser restaurado a la estatura de un” hombre irreprochable”. (1Timoteo 3:2).  La Palabra irreprochable literalmente, significa  “no hay motivo para perseguirlo”. Esto significa, que nadie está  persiguiéndolo para que su falla, y  haga todo el esfuerzo para corregir la ofensa. Lo cual, quiere decir que el enfoque de la escritura  no es (en el pecado que ha sido perdonado), sino en que ha hecho el ofensor para corregir su  falla.

 

 

ESCUDRIÑAR EL CORAZÓN

 

El primer paso para la restauración es: pedirle a Dios, honestamente,  que escudriñe dentro de ti, y además, que te muestre todos tus pecados (ofensas) pasados y presentes, sin confesar en tu vida. (Salmo 139: 23-24). Cuando Marcos hizo esto, Dios fue fiel y le mostró todas las áreas oscuras de su corazón- el centro de creencias de nuestra vida vida.

 

 

ASUMIR RESPONSABILIDAD

 

Marcos, asumió, sinceramente, toda la responsabilidad, por su comportamiento. Asumir completa responsabilidad, implica de manera absoluta, que no estoy desplazando la culpa (responsabilidad) sobre otra persona. (Éxodo 32: 21-24; Salmo 51:4). El creyente (ofensor) está, totalmente, enfocado en su circulo de responsabilidad; temporalmente, ignora la responsabilidad de otro en el fracaso (Mateo 7:4-5). Además, el creyente renuncia a todos sus derechos de defenderse. (2 Samuel 12:13). Se pone de acuerdo con otros cuando merece una confrontación por su pecado (Mateo 5:25). El creyente cuando es confrontado, las únicas palabras que pronuncia son: “hice mal” ¿Porque? La  Palabra  confesión literalmente, significa” decir lo mismo”. Cuando confesamos a Dios (1 Juan 1:9), decimos lo mismo que dice Dios y mencionamos nuestro pecado. El creyente, con una sana actitud se reserva cualquier explicación a causa de su comportamiento, hasta el momento que se le pida una explicación.

 

 

RECONSTRUIR CONFIANZA

 

Marcos, confesó su pecado y luego de un tiempo su familia decidió perdonarlo.  Sin embargo, desde el día de la confesión, con o sin el perdón de su familia, era su responsabilidad comenzar, inmediatamente, la reconstrucción de la confianza.  El perdón y la confianza son temas diferentes. El   perdón lo  damos a la brevedad posible (Efesios 4:12). La confianza se construye con el tiempo (Proverbios 18:19).  Marcos estaba dispuesto a dar el paso  y a invertir todo el tiempo necesario para reconstruir. Además, tuvo la iniciativa de preguntar cuales eran esos pasos,  pues, se requiere tiempo. Además,  Marcos tuvo que poner en práctica la paciencia; no le exigió su esposa que lo perdonara, ni a otros, y siguió adelante. Por otro lado, también aprendió que no era su responsabilidad decirle a nadie, cuanto había cambiado, pues cuando el cambio no es notorio, es probable que no haya ocurrido.  (1 Juan 3:18). Sin embargo, Es necesario mencionar una dificultad real en este punto: Una persona puede dar todos los pasos necesarios para restaurar la relación o su reputación con los demás, pero es probable que no suceda ninguna de las dos, pues las personas pueden ser irreconciliables. (II Timoteo 3:3).

 

 

UN CORAZÓN ABIERTO

 

¿Como Marcos iba a enfrentar a los miembros de su familia y a los amigos? La respuesta es simple, pues cuando un creyente ha completado los aspectos, antes mencionados de la restauración, puede sentirse libre de ir a cualquier parte, porque ahora nadie puede cuestionarlo para que de los pasos correctos. El ha cumplido con todo lo que respecta a su círculo de responsabilidad, él puede decir que  falló, ha sido perdonado, y con diligencia esta haciendo cada esfuerzo que sea necesario para restaurar lo que sus acciones pasadas  dañaron.

 

 

EXAMINAR LOS SENTIMIENTOS DE CULPA

 

Luego, de este  ultimo paso, Marcos estaba en condiciones de ver que ya era libre de la culpa, pues había confesado su maldad, ha sido perdonado y ya no esta contaminado por el pecado, pues la sangre de Jesucristo nos limpia de toda injusticia (I Juan 1:9). Por otro lado, la Palabra culpa significa: “merece ser acusado”, pero la culpa falsa significa que aun soy culpable de pecado y se siente como la culpa verdadera; “cuidado” es una mentira del diablo. Sin embargo, es normal sentir tristeza y pesar por los fracasos pasados.

 

 

ACEPTAR LAS CONSECUENCIAS

 

Marcos,  aceptó  toda la responsabilidad por los efectos  de su pecado, lo cual  no es un castigo (Romanos 5:8; 1 Juan 2:2).  Ahora, él tiene la oportunidad de usar estas consecuencias para profundizar su relación con Dios; desarrollar un carácter maduro, y además, ha sido un entrenamiento para ayudar a otros en el área donde el falló  (Lucas 22:31-32).

 

 

SER RESPONSABLE ANTE DIOS

 

Marcos decepcionó a muchas personas. Sin embargo, hizo todo lo que pudo para restaurar y reconstruir sus relaciones. El trato en lo posible de restaurar y reconstruir sus relaciones, pero fue necesario que entendiera que, finalmente, él dará cuenta a Dios por sus hechos. (II Corintios 5:10). Claro, hay una responsabilidad con nuestro semejantes (Efesios 5:4).  Sin embargo, es responsabilidad de cada quien como decide responderle a Marcos, él tiene un compromiso ante Dios por su comportamiento. (Salmo 51:4). 

 

 

MINISTRAR CON LIBERTAD

 

Ahora, que nadie  puede hacer ninguna acusación contra Marcos, él tiene  toda la libertad para ministrar. Es lo que observamos en la vida del Rey David, luego que tomo a  Betsabé y tuvo relaciones sexuales con ella y asesinó a su marido Urías para ocultar su pecado; sin embargo, Dios restauró a David, y le dio libertad para “enseñar a los transgresores tus caminos (“los  de Dios”) (Salmo 51:13). Marcos, ahora es libre puede estar bajo el control de el Espíritu Santo (Proverbios 8:14) y no por la culpa (1 Juan 3:20). Marcos; ya no puede ser acusado de ser hipócrita, pues  ahora por la gracia de Dios es un hombre irreprochable (1 Corintios 15:9-10).

 

 

MANTENERSE FIRME

 

Las relaciones aun estaban tensas, a pesar que Marcos hizo todo lo posible para cumplir con todo lo que correspondía a su círculo de responsabilidad. Hubo que recordarle todo el esfuerzo que ya había hecho; hasta donde fue posible para corregir un fracaso del pasado, pues era tiempo de “estar firme” (Efesios 6:13).  Esto significa tener la confianza interna que estamos bien con Dios y que estamos obedeciendo todo lo que Dios y los hombres nos han enseñado. Ahora, es importante que Marcos permita que el tiempo siga su curso, y continúe viviendo con humildad ante Dios y el prójimo. Actualmente, usted puede ver en Marcos; un hombre nuevo, con la integridad restaurada.

 

 

 


COMENTARIOS