translation
Evangelismo - Ls salvación
 

Estudios bíblicos

Evangelismo y discipulado

 

La salvación

COMENTARIOS

 

Autor:

Hno. Mario González











 


Cristo Jesús vino a liberarnos del pecado que nos tiene prisioneros en este mundo. No venimos a este mundo a elegir si vamos a pasar nuestra vida eterna en el fuego eterno o en el reino de Dios. La Palabra Salvación utilizada en las Escrituras comprende el proceso de justificación, redención, Santificación y Glorificación. Cristo Jesús nos justifico y redimió con su sangre derramada en el madero. Lo único que nos queda pendiente en este mundo es la santificación por la Palabra de Dios. La santificación por medio de la Palabra de Dios es el último proceso que todo hijo de Dios cumplirá en esta tierra porque así lo predestino nuestro Padre celestial. La glorificación es el la única etapa de la Salvación que no se hará en esta tierra (sino en el reino de Dios-nueva tierra). El libre albedrío que Dios le dio a todos sus hijos no es para elegir donde vamos a pasar nuestra eternidad sino para aprender que fuera de la Gracia y poder de Dios no somos nadie, ni nada. Sin el Amor y la Luz de Dios no podemos vivir. La elección sobre la salvación del alma es una doctrina inventada por los hijos del diablo para meter miedo a los hijos de Dios (debilitar nuestra Fe). Por ello, todo el que esta perfeccionado en el AMOR, no teme a nada del mundo, ni a la muerte eterna, porque tiene la certeza de que es un hijo de Dios. EL FUEGO ETERNO FUE CREADO PARA LOS HIJOS DEL DIABLO SOLAMENTE, NO PARA LOS HIJOS DE DIOS. Todos los hijos de Dios ya están escritos en el libro de la vida. Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo. (Apocalipsis 13:8) Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. (Apocalipsis 20:15). No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero. (Apocalipsis 21:27) Dios ya predestino a todos sus hijos que se encuentran viviendo en este mundo a vivir con el y nada, ni nadie podrá separarnos de su amor, que es en Cristo Jesús. según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, (Efesios 1:4-6) En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, (Efesios 1:11-13) Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. (Romanos 8:29-30) ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?...Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8:35-39) TODOS LOS VERDADEROS HIJOS DE DIOS ESTAMOS PREDESTINADOS A VOLVER CON DIOS PADRE SOLO QUE HAY CIERTAS LECCIONES QUE DEBEMOS APRENDER PRIMERO EN ESTE MUNDO. POR EJEMPLO: 1) APRENDER A AMAR A DIOS CON TODA NUESTRA ALMA, MENTE, CORAZÓN Y FUERZAS. 2) APRENDER LA SABIDURÍA DEL BIEN Y DEL MAL 3) SER PERFECCIONADOS EN AMOR, OBEDIENCIA Y FE.

 

Cristo nos dijo muy claramente que todo aquel que busque su propia salvación perdería su vida eterna (PORQUE ESTO ES EGOÍSMO SOLO BUSCAR LA SALVACIÓN PROPIA) pero todo aquel que entregase su vida terrenal por la Palabra de Dios, encontraría de nuevo la vida eterna. Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? (Marcos 8:34-36).

 

DEBEMOS ENTREGAR NUESTRA VIDA TERRENAL POR TODO EL CUERPO DE CRISTO, POR LA EDIFICACIÓN DE NUESTROS HERMANOS, DAR LA VIDA POR EL PRÓJIMO PORQUE BUSCAMOS LA SALVACIÓN DE TODOS Y NO SOLO LA PROPIA, PORQUE TODOS SOMOS EN UNO Y UNO EN TODOS -EN CRISTO JESÚS- ENTONCES HASTA QUE TODOS LOS HIJOS DE DIOS NO SEAMOS LIBERADOS DEL PECADO, NINGUNO PODRÁ VOLVER CON DIOS. SE DAN CUENTA DE LA IMPORTANCIA QUE ES ENTREGAR LA VIDA TERRENAL POR NUESTROS HERMANOS Y LA PALABRA DE DIOS. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. (Juan 15:13) SOMOS TODOS O NINGUNO. TODOS LOS HIJOS DE DIOS SOMOS PARTE DEL MISMO CUERPO. NO SE PUEDEN LIBERAR ALGUNOS Y DEJAR AL RESTO APRISIONADO. CRISTO JESÚS VINO A RESCATAR A TODOS LOS HIJOS DE DIOS. Porque el Hijo del Hombre ha venido para salvar lo que se había perdido. (Mateo 18:11) Así, no es la voluntad de vuestro Padre que está en los cielos, que se pierda uno de estos pequeños. (Mateo 18:14) DIOS NO QUIERE QUE SE PIERDA NINGUNO DE SUS HIJOS. NO SE PUEDE BUSCAR LA SALVACION PERSONAL PORQUE TODOS LOS HIJOS DE DIOS FORMAMOS PARTE DEL CUERPO DE CRISTO. POR ELLO, PABLO DECIA QUE EL SUFRIA DOLORES DE PARTO HASTA QUE CRISTO FUERA FORMADO EN ELLOS. Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros, (Gálatas 4:19) PABLO, COMO TODO HIJO VERDADERO DE DIOS HABIA ENTENDIDO LO QUE ERA LA ENTREGA TOTAL A DIOS. POR ELLO, EL FUE LIBERADO DEL PECADO POR COMPLETO, ENCONTRANDO SU VERDADERA IDENTIDAD EN CRISTO, PARA LUEGO SEGUIR CON LA LIBERACIÓN DE TODOS SUS HERMANOS. como también yo en todas las cosas agrado a todos, no procurando mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos. (1 Corintios 10:33) DEBEMOS PRIMERO SER LIBERADOS DEL PECADO TERRENAL Y DE ESTE MUNDO PARA LUEGO SEGUIR LIBERANDO AL RESTO DE NUESTROS HERMANOS. TODO AQUEL QUE BUSQUE SU PROPIA SALVACIÓN Y SE CONFORME CON ESTO, NO EDIFICANDO EL CUERPO DE CRISTO Y NO SACRIFICANDO SU VIDA TERRENAL POR LA PALABRA DE DIOS HASTA QUE EL CUERPO DE CRISTO (TODA LA IGLESIA ESPIRITUAL) SEA FORMADO Y COMPLETADO, NO ES VERDADERO HIJO DE DIOS. POR ELLO, DIOS LE PIDIÓ A LOS MÁRTIRES DEBAJO DEL ALTAR QUE DESCANSARAN UN RATO MAS HASTA QUE EL NUMERO DE SUS HERMANOS SEA COMPLETADO. Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. (Apocalipsis 6:9-11) DEBÍAN DESCANSAR HASTA QUE TODO EL CUERPO DE CRISTO SEA SANTIFICADO Y PURIFICADO A TRAVÉS DE LA PALABRA DE DIOS. DIOS YA TIENE EL NUMERO EXACTO DE SUS HIJOS DISTRIBUIDOS EN ESTA TIERRA. TODO AQUEL QUE NO ENTIENDA QUE NO VIENE A ESTA TIERRA A BUSCAR SU SALVACIÓN PERO MAS BIEN A SER LIBERADO DEL PECADO PARA LUEGO ENTREGAR POR COMPLETO SU VIDA TERRENAL PARA LA EDIFICACIÓN DEL CUERPO DE CRISTO, NO PUEDE SER HIJO DE DIOS. NO VENIMOS A BUSCAR LA SALVACIÓN INDIVIDUAL SINO QUE VENIMOS A BUSCAR LA LIBERACIÓN COLECTIVA DE TODOS LOS HIJOS DE DIOS!!! LA LIBERACIÓN POR COMPLETO DEL PECADO. Entonces, en vez de estar predicando la salvación por obras o por Fe, más bien se debe predicar la entrega total a la Palabra de Dios, que es Cristo Jesús, siendo perfeccionados en AMOR, Obediencia y Fe para ser totalmente liberados de esta prisión de pecado (el mundo). El pecado es el que nos alejo de Dios y es el que nos mantiene temporariamente alejados de Dios, mientras sigamos pecando. Solo la Gracia de Dios a través de la Palabra de Dios (Cristo Jesús) puede realmente liberarnos del pecado que nos mantiene prisioneros de este mundo y alejados de Dios. Entonces, hermanos, comencemos a predicar la liberación del pecado por medio de la Palabra de Dios y la entrega total a Dios (no solo la parte de nuestras vidas que nos conviene entregar). Los verdaderos hijos de Dios van a reconocer la verdadera Palabra de Dios y no temerán a nada porque el AMOR (DIOS) siempre estará con ellos. LA VERDADERA SALVACIÓN ES LA LIBERACIÓN DE NUESTRAS ALMAS DEL PECADO CON LA PURIFICACIÓN QUE CRISTO HACE EN NOSOTROS A TRAVÉS DE LA PALABRA DE DIOS. NOSOTROS LE PERTENECEMOS ASÍ QUE EL NO VA A DEJAR QUE NINGUNO SE ESCAPE. LA ELECCIÓN DE DONDE VAMOS A PASAR NUESTRA VIDA ETERNA YA HA SIDO HECHA Y NADIE LA PUEDE CAMBIAR. LA VIDA ETERNA NO SE COMPRA NI CON OBRAS NI CON FE SUPERFICIAL. SOLO AQUELLOS QUE SON DE CRISTO CUMPLIRÁN CON LA VOLUNTAD DE DIOS PADRE. No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. (Mateo 7:21-23) Jesús es muy claro. Aquellos que se llenan la boca de Jesús y dicen hacer grandes cosas en su nombre pero no están dispuestos a renunciar a este mundo, entregando su vida por la palabra de Dios y la edificación del cuerpo de Cristo, no son hijos de Dios porque no son de Cristo (Cristo Jesús nunca los conoció -Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.) En cambio, aquellos que son verdaderos hijos de Dios están dispuestos a entregar todo por Dios porque Cristo ya los conoció y los predestino. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. (Romanos 8:29-30)

 

SOLO LOS VERDADEROS HIJOS DE DIOS PODREMOS SUPERAR TODA TRIBULACIÓN Y TENTACIÓN CON LA PALABRA DE DIOS DENTRO NUESTRO PORQUE SOMOS PARTE DE LA PALABRA DE DIOS. BUSQUEMOS LA LIBERACIÓN DEL PECADO POR COMPLETO, TENIENDO LA MIRA SIEMPRE PUESTA EN EL REINO DE DIOS Y NO EN LOS PLACERES MUNDANOS Y RIQUEZAS DE ESTA TIERRA. NO NOS DEJEMOS DESLUMBRAR POR ESTE MUNDO PASAJERO. TODO LO QUE VEN ES UNA ILUSIÓN ÓPTICA QUE EL DIABLO A PUESTO EN FRENTE DE SUS OJOS PARA CONFUNDIRLOS Y HACERLOS PERDER. RENUNCIEN A ESTE MUNDO Y A EL PECADO CON LA AYUDA DE CRISTO JESÚS (LA PALABRA DE DIOS VIVA) Y PODRÁN DISFRUTAR NUEVAMENTE DE UNA VIDA ETERNA JUNTO A NUESTRO PADRE CELESTIAL. LA LLAVE HACIA LA VIDA ETERNA ES LA ENTREGA TOTAL A CRISTO JESÚS (LA PALABRA DE DIOS):

Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo. Lucas 14:33,

 

El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.

(Mateo 10:37-39) .

 

El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.

 (Mateo 12:30).

 

Esto manda y enseña. Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio. Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos. Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

(1 Timoteo 4:11-16).

 

Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. (Mateo 19:21 )

 

Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.

 (Mateo 19:26) 

 

Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.

(Mateo 19:29)

 

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

(Gálatas 2:20)

 

Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

 (Gálatas 5:24-25).

 

Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.

 (2 Corintios 5:14-15)

 

Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos. (Marcos 9:35).

 

Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. Pero él, afligido por esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: !!Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles: Hijos, !!cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas! Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. Ellos se asombraban aun más, diciendo entre sí: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios.

 (Marcos 10:18-27 )

 

El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios. Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí.  Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.

 Romanos 14:6-8.

 

En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.

1 Juan 3:16.

 

Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;  y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen;

 Hebreos 5:8-9.

 

Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Juan 15:13 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis Juan 13:15 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas; 1 Pedro 2:21 Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo. 1 Corintios 11:1 Hermanos míos, tomad como ejemplo de aflicción y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor. Santiago 5:10 

salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones. Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios. Hechos 20:23-24.

 

El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará. Juan 12:25-26

Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado, mas aun a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús.

 Hechos 21:13 

 

 

 


COMENTARIOS