Translate
Apologética - La Biblia y la ciencia
 

Estudios bíblicos

Apologética

 

La Biblia y la ciencia

COMENTARIOS

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador







 


INTRODUCCIÓN

 

Desde siempre ha sido una opinión generalizada que la ciencia se encuentra en oposición a los conceptos religiosos en general y muy en contradicción con las enseñanzas de la Biblia en lo particular, aunque la verdad analizada de una manera más directa y sin prejuicios, termina demostrando todo lo contrario. Esta oposición parte de la idea de que la ciencia exige un uso racional del conocimiento para demostrar verdades y, que la religión, apela solo a una “fe ciega” sin razonar sus credos por lo que se le califica de “anticientífica”. El científico mide, pesa y demuestra, dicen, mientras que el religioso solo cree. Pero, la pregunta con la que abrimos la discusión es la siguiente: la fe cristiana como forma de vida ¿exige a sus creyentes un lavado de cerebro le pide que tenga razones conscientes de lo que cree para seguirlo con todo su corazón?

 

Vamos para dar respuesta a todas estas cuestiones a usar la apologética. Apologética es la disciplina que analiza e investiga con el conocimiento que hay en la mano del hombre para demostrar la veracidad de la fe cristiana. La apologética se mete a los terrenos de la ciencia para demostrarle a ella misma que los creyentes tenemos fundamentos para creer lo que creemos. Empecemos primero con unos buenos ejemplos de la Biblia.

 

 

UNA MISCELÁNEA DE EJEMPLOS BÍBLICOS

 

·        Los senderos del mar. Salmo 8.8. Los salmos estaban escritos para el 425 a.C.

·        El círculo de la tierra. Isaías 40.22. El libro de Isaías estaba escrito para el 690 a.C.

·        Sobre las alas del águila. Éxodo 19.4. Este libro ya estaba escrito para el 1400 a.C.

·        La paloma muestra. Génesis 8.7-8. Génesis libro ya escrito para el 1400 a.C.

·        Galaxias en el cielo. Job 38.31-32. El primer libro escrito de la Biblia (antes del 1440 a.C.)

 

Ahora simplemente comparemos.

 

 

UNA MISCELÁNEA DE COMPROBACIONES HUMANAS

 

·        Matthew Fontaine Maury oficial de la marina americana en 1769 investigó y determinó la existencia de corrientes marinas que llamó “ríos en el océano” y aún apenas en 1961 todavía se estaban descubriendo “un sendero del mar” pequeño bajo la superficie del Océano Atlántico. Sin las corrientes marinas los habitantes de los océanos morirían por no haber quién propiciara el movimiento del oxígeno y no tendríamos los cambios climáticos necesarios para la supervivencia en la tierra.

 

·        Tales de Mileto el filósofo griego sugirió la redondez de la tierra, concepto que fue ampliamente aceptado solo hasta alrededor del año 150 a.C. gracias al trabajo del astrónomo griego Hiparco.

 

·        Incontables etólogos negaban que las águilas llevaran a sus polluelos sobre sus alas, ya que las observaciones registraban águilas que en el primer vuelo de sus crías los ayudaban solo hasta el último momento, pero en 1976 un ornitólogo aficionado observó por primera vez a una hembra cernícalo en Alemania que tras un vuelo estando demasiado débil su polluelo, extendió completamente sus alas para poderlo salvar.

 

·        Hacia 1982 la guardia costera de los Estados Unidos empezó a entrenar palomas para poder detectar con ellas, cosas que el ojo humano es incapaz de percibir. La paloma es capaz de leer un periódico a 30 metros de distancia, diferencia mejor los colores. Los seres humanos tenemos 3 tipos de células que detectan colores. Las palomas tienen 4. Sus ojos, no se ven afectados por el reflejo digamos de la luz sobre una gran extensión de agua.

 

·        Hasta un poco más del año 1400 fue cuando el astrónomo Nicolás Copérnico empezó a estudiar el espacio. Fue entonces cuando se pudo comprobar que el universo estaba poblado por una cantidad inmensa de galaxias y constelaciones.

 

 

UNA CONCLUSIÓN “CIENTÍFICA”

 

“El científico está poseído por el sentido de la causalidad universal… Su sentimiento religioso se transforma en arrobado asombro ante la armonía de la ley natural que revela una inteligencia de tal superioridad que, comparados con ella, el sistematizado pensar y actuar de los seres humanos no son más que un insignificante reflejo”

 

Albert Einstein

 

 

 


COMENTARIOS