Translate
Apologetica - Argumentos contra la deidad de Cristo
 

Estudios bíblicos

Apologética

 

Argumentos contra la deidad de Cristo

COMENTARIOS

 

Autor:

Hno. Rafael Gastelú Valencia


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


INTRODUCCIÓN

 

Esta lección es suplementaria a la anterior acerca de la deidad de nuestro Señor Jesucristo (se recomienda ver el estudio La deidad de Cristo). Esta preciosa doctrina es atacada sin misericordia, por lo tanto, es bueno conocer los argumentos y los pasajes bíblicos usados por los adversarios.

 

El material de esta lección es tomado del excelente estudio de Efren Alvier titulado la deidad de Cristo.

 

Enumeramos los veintiún argumentos con breves respuestas a los mismos.

 

 

ARGUMENTOS

 

1o. Cristo no es Dios, pues tuvo huesos y carne.

 

Dios, siendo Espíritu no tiene huesos ni carne (Juan 4.24; Lucas 24.39). Jesucristo como hombre, tuvo carne y huesos, pero como Dios era Espíritu. Esta objeción resulta del problema de la naturaleza dual del Salvador. Para que el Dios invisible se hiciera visible, necesitaba huesos y carne. 1a. Timoteo 2.5, Jesús es una personalidad dual: "Jesucristo hombre" (hombre y Dios). 1a. Timoteo 3.16: "Dios manifestado en carne", en la persona de Jesucristo.

 

2o. Cristo no es Dios porque Cristo tuvo un inicio y Dios no tuvo principio.

Juan 8.42; Salmo 90.2

 

Jesús como hombre tuvo un principio cuando fue concebido por obra del Espíritu Santo, pero Jesús como Dios es sin principio ni fin. Juan 1.18; 8.56-59; Colosenses 1.17; Isaías 9.6.

 

3o. Cristo no es Dios porque fue creado y Dios no tiene inicio.

 Colosenses 1.15; Apocalipsis 3.14.

 

Una traducción más fiel de Apocalipsis 3.14 dice: "El fue el testigo fiel del principio de la creación de Dios", no una creación sino un testigo de la creación. Proverbios 8.22-23 hablando de la sabiduría personificada en Cristo. Cristo existió "en el principio antes de sus obras... eternamente... antes de la tierra".

 

4o. Cristo no es Dios porque Oseas 11.9 dice que Dios no es hombre, mientras que Ezequiel 28.2 dice que

el hombre no es Dios.

 

Oseas no dice que dios no pueda tomar forma humana de carne y huesos. Nada es demasiado difícil para Dios. Jeremías 82.17-18. El puede manifestarse en carne.

 

5o. Cristo no es Dios porque él llama a Dios Padre.

Mateo 27.46; Juan 20.17.

 

Jesús como persona humana llamó a Dios Padre. Dios en Hebreos 1.8 llama a Jesús "Dios", pero eso no  aminora en nada la posición de deidad del Padre.

 

6o. Cristo no es Dios porque el Padre lo envió a la tierra.

Juan 8.42.

 

El que el Padre haya enviado al Hijo a la tierra (Jesús se ofreció voluntariamente no menguó su posición de ser Dios Todopoderoso. Lucas 19.10; 1 Timoteo 1.15; Gálatas 4.4-5.

 

7o. Cristo no es Dios porque él apareció en carne.

1a. Juan 4.23; 2 Juan 7.

 

Puesto que Jesús es carne, huesos y sangre, es simplemente un hombre y no Dios. Jesús tomó carne, huesos y sangre únicamente para la encarnación. Como Dios es eterno, pero para ser nuestro Redentor le era necesario participar de la humanidad.

 

8o. Cristo no es Dios porque Dios es su cabeza.

 1a. Corintios 11.3.

 

En un triunvirato es necesario un presidente, pero eso no implica que sea mayor que los otros dos. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son iguales, pero para propósitos administrativos el Padre actúa como el administrador ejecutivo.

 

9o. Cristo no es Dios porque a él se le llama hombre.

 Juan 8.40; 1a. Timoteo 2.5.

 

Jesús fue a la vez verdadero Dios y verdadero hombre en una persona sin mezcla de ambas naturaleza.    Emanuel significa: "Dios con nosotros".

 

10o. Cristo no es Dios sino un Hijo de Dios tal como nosotros podemos ser hijos de Dios.

 

Mediante la conversión nos convertimos en "hijos de Dios" (Juan 1.12), pero Jesucristo es el "Hijo unigénito" de Dios (Juan 3.16) una posición singular y especial. El Hijo de Dios es igual al Padre (Filipenses 2.6) y los santos llegan a ser coherederos con Cristo.

 

11o. Cristo no es Dios porque el Padre le dio poder.

 Mateo 21.28.

 

En Filipenses 2.5-8, el Hijo rinde su poder a Dios y Dio se lo devuelve después de la resurrección. Siempre fue suyo, pero voluntariamente lo entregó.

 

12o. Cristo no es Dios porque fue hecho Señor por Dios.

Hechos 2.36.

 

No fue hecho Señor en el sentido de promoción, pues aunque él siempre fue Dios, el Padre toma esta  oportunidad para proclamar este hecho a toda la humanidad.

 

13o. Cristo no es Dios porque está sujeto a Dios.

1a. Corintios 15.28.

 

Esto no se refiere a la naturaleza de Cristo sino a su posición. Cristo voluntariamente escogió la sumisión. No le fue impuesta contra su voluntad.

 

14o. Cristo no es Dios porque Cristo murió y Dios es inmortal, no puede morir.

 Lucas 23.46; Hechos 2.32; 1a. Timoteo 1.17

 

Jesús murió como hombre pero Jesús como Dios no podía morir y no murió (Hebreos 2.9, 14). Es el cuerpo físico el que muere. El espíritu no muere porque regresa a Dios.

 

15o. Cristo no es Dios porque fue concebido por obra del Espíritu Santo. Mateo 1.18-20.

Como criatura del Espíritu Santo no es Dios ni Creador.

 

Fue la humanidad de Jesucristo no que fue concebido por obra del Espíritu Santo. La deidad de Cristo siempre ha existido (Juan 1.1-2) Jesús existió mucho tiempo antes de la virgen María.

 

16o. Cristo no puede ser Dios porque él dijo: "Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro

  Dios". Por tanto, ambos deben ser distintos.

 Juan 20.17.

 

El Padre y el Hijo son dos personas pero un dios. "Yo y mi Padre somos uno" (Juan 10.30). Ver también Juan 17.11, 21, 22.

 

17o. Cristo no es Dios porque él oró al Padre y se dirigió a él como el único Dios verdadero.

Juan 17.3; 1a. Corintios 8.6.

 

Esta objeción pasa por alto el hecho de que el Hijo coexiste con el Padre. Son uno. Ellos son uno en naturaleza (Espíritu Eterno), pero distintos en cuanto a oficio y responsabilidades. El Padre y el Hijo están indivisiblemente unidos. Mateo 11.27; Lucas 10.22; Juan 12.45.

 

18o. Cristo no es Dios porque si lo fuera, habría entonces más de un Dios.

 

Esta objeción encuentra respuesta cuando se entiende que la doctrina de la Trinidad enseña la existencia de tres personas que son "coeternas" y "coiguales".

 

19o. Cristo no es Dios porque él solo era una "idea", "voluntad" o "propósito" de Dios, sin existencia

 física ni forma material en el principio.

 

Esto es más bien un juego efectuado con las palabras de Juan 1.1-2, pero el versículo 1 responde a eso definitiva y autoritativamente: "El Verbo (Jesús) era Dios".

 

20o. Cristo no es Dios porque él dice: "El Padre mayor es que yo".

Juan 14.28.

 

Esto se refiere a su posición y ciertamente no a su ser o naturaleza. Posicionalmente Jesús escogió una posición de sujeción a su Padre Dios.

 

21o. Cristo no es Dios porque, aunque él es uno con Dios, sólo se refiere ser uno en al pastoreo,

 enseñanza y juicio, pero no en la deidad.

 

El Padre y el Hijo son un Dios (pero dos personas), coexistiendo como un Dios Jehová. El padre era el Jehová del Antiguo Testamento (Salmo 23.1) Jesús en el Nuevo Testamento. Juan 10.11; Hebreos 13.20; 1a. Pedro 2.25; Apocalipsis 7.17.

 

 

CONCLUSIÓN

 

Jesucristo es Dios. El es Jehová. El Señor Jesucristo es Dios Todopoderoso. Aunque no podemos contestar satisfactoriamente todas las incógnitas, creemos que Jesús es Dios.

 

 

 


COMENTARIOS