Translate
Análisis de la Biblia - Santiago 2
 

Estudios bíblicos

Análisis de la Biblia

 

Santiago 2

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador


 

 


UN ENFOQUE A LA EPÍSTOLA

 

Son muchas las maneras en las que la epístola de Santiago (a quién la tradición identifica con Jacobo hermano carnal de Jesús) puede ser analizada, pero, sin importar que línea elijamos, todas tendrán un factor común: Santiago es una epístola que habla de la vida cristiana al nivel más práctico posible, en el más puro terreno de los hechos, lo que hace que su punto de vista sea muy importante a la hora de querer evaluar lo que somos y como lo demostramos.

 

 

A PROPÓSITO DE SANTIAGO

 

Una reflexión acerca de la vida cristiana que nos acerca al punto de vista de Santiago:

 

Como matar a tu congregación

 

En primer lugar ¡no asistas! y si vienes, ¡llega tarde!

Al venir, ¡ven con una actitud de crítica o de queja!

No aceptes nunca una responsabilidad en tu congregación, que otros sean los que te atiendan.

No ayudes al pastor, ¡deja que el solo haga su trabajo!

Al llegar a la reunión, siéntate muy atrás para poder platicar a gusto.

No des diezmos y ofrendas que manda el Señor (Malaquías 3.8-10) ¡Dale al Señor solo limosnas!

Nunca asista al culto de oración y menos a las veladas y si asistes, ¡critica como oran los demás!

Cuéntales a todos las faltas que veas en los líderes para que quedes ante otros como un creyente "espiritual"

Nunca invites a nadie a la congregación. Olvídate de la gran comisión (Marcos 16.5)

Rehúsate a que oren por ti en los círculos pequeños de oración.

Durante la alabanza no cantes, ¡ponte a pensar en otras cosas!

Si hay creyentes animados sirviendo ¡no dejes de protestar contra esa "asociación exclusivista"!

Nunca asiste ni apoyes a una célula que se reúna en un hogar y menos ¡sirvas de apoyo en ella!

Nunca busque que nadie te disculpe. Diles: "¿que se creen, que me van a poder manipular?"

Asiste a todos los eventos de otras congregaciones pero nunca asistas a los de la tuya

A los creyentes animados diles: "Ya pronto se te pasará"

"Oféndete" con cualquier que en la iglesia te diga algo que debes de hacer. ¿Que se creen ellos?

Si alguien imparte una enseñanza corta di: ¡Que poco se preparó!

Parate constantemente para ir al baño o bebe agua y así podrás distraer a otros.

Párate y sal antes que termine la reunión. ¡Haz esto constantemente!

Deja tu celular prendido para que cuando llamen distraigas a todos a tu alrededor

 

Cooperando así, seguramente tú vas a ser un buen elemento para matar a tu congregación

 

Espero que con esta sencilla reflexión nos demos cuenta la importancia que tiene el aspecto vivencial a la hora de vivir lo que digo ser, esto es, un hijo de Dios.

 

 

TRES CAPÍTULOS, TRES PARTES

 

La Biblia de estudio Harper Caribe hace una distinción del contenido de los tres capítulos de Santiago relacionándolos de la siguiente manera. Esta relación es la que tomaremos como base para analizar el capítulo que nos ocupa.

  • La auténtica religión. 1.2-1.27

  • La auténtica fe. 2.1-3.12

  • La auténtica sabiduría. 3.13-5.18

De tal manera que, la parte que nos ocupa, nos hará meditar profundamente acerca de las formas en que podemos hacer valer, en que podemos valorar, en que podemos corroborar la fe practicada por todos aquellos que nos ajustamos al calificativo de "hijos de Dios".

 

 

¿QUE INGREDIENTES TIENE LA VIDA CRISTIANA?

 

  • Santiago 2.1; Romanos 2.11; Efesios 6.9; Colosenses 3.25. Santiago encara a los creyentes denunciando que entre los hijos de Dios no deben existir distinciones de ninguna clase. Las distinciones de cualquier tipo  puede presentarse en la forma de tres cosas que podemos encontrar en los pasajes 2.1, 2.2 y 2.3.

Esto nos lleva a la conclusión de que la vida cristiana es imparcial en todos los aspectos. Cualquier tipo de parcialidad es pecado.

 

  • Santiago así como condena la acepción de personas condena enérgicamente cualquier manifestación de falsedad en los creyentes que afirman tener fe y no lo demuestran con hechos, por lo que podemos decir que el hecho de poseer la fe, no nos exime de llevar a cabo buenas obras. La fe entonces para Santiago se demuestra (ver 2.15). Para santiago las obras son la (ver 2.17) de la fe genuina. Santiago compara la fe sin obras a (ver 2.19).

Esto nos lleva a la conclusión de que la vida cristiana va acompañada de buenas obras que son la mejor expresión de la fe genuina.

 

¿Como estamos viviendo nuestra vida cristiana?

¿Estamos en pecado?