Translate
Análisis de la Biblia - La mesa de los panes
 

Estudios bíblicos

Análisis de la Biblia

 

Grandes construcciones de la Biblia

El Tabernáculo (La mesa de los panes de la proposición)

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador


 

 


EN EL LUGAR SANTO

 

A manera de recuento ponemos una imagen de la estructura del tabernáculo para ubicar a nuestros lectores, pero sugerimos consultar los otros estudios de la misma seria Las grandes construcciones de la Biblia.

 

 

La construcción del tabernáculo como la construcción de cualquier gran proyecto de vida ya sea un matrimonio,  una relación con nuestros padres, nuestra carrera universitaria y nuestro futuro es, en el caso de los creyentes una obra de Dios por lo que los mismos principios que operaron en el orden y método de construcción del tabernáculo pueden operar para hacer de nuestro proyecto un proyecto bendecido por Dios y por ende exitoso.

 

 

PRINCIPIOS APRENDIDO

 

Esta seria de estudios nos enseña los siguientes principios básicos.

 

·     Dios desea estar en medio de nosotros como el tabernáculo en medio del pueblo para que este le adorara. Todo proyecto de vida, debe ser hecho para honrar a Dios, sino, no tiene sentido.

·     Lo primero que debe conseguirse son los materiales para construir lo que nos habla que para todo proyecto de vida tenemos que dar con generosidad y solo materiales espirituales de la más alta calidad. No hay grandes construcciones sin sacrificio.

·     Lo primero que se construyo del tabernáculo fueron los objetos que irían dentro del lugar santísimo y lo primero fue el arca del testimonio. En nuestro proyecto de vida debemos construir primero la parte espiritual si no, fracasaremos.

·     Para que nuestro proyecto sea exitoso debemos nosotros ser el arca de Dios, o sea un espacio  desde donde se pueda escuchar la voz de Dios y esto solo se logra metiendo dentro de nuestro corazón los mandamientos, la provisión y el fruto de la acción de Dios.

 

 

LOS PANES

 

Continuando con la construcción del tabernáculo, el registro de la Biblia nos dice que después del arca se mando que se construyera la mesa de los panes de la proposición (Éxodo 25.23-30). Esta mesa al igual que el arca debía de tener una moldura y anillos para poder ser transportada cuando lo requiriera el movimiento errante del pueblo de Israel por el desierto.

 

 

En esta mesa se colocaba el pan de la proposición que debe entenderse como el pan de la presencia de Dios ya que este pan era colocado en presencia de Dios apilados en dos montones que se tenían que cambiar cada semana (Levítico 24.5-9).

 

Cuando el pan era retirado los sacerdotes debían comer el pan añejo lo que habla de íntima comunión que de la presencia de Dios salía hacia “el interior del pueblo” en resumen, una comunión que es netamente espiritual y, sabiendo que en el Nuevo Testamento Cristo es revelado como el pan de vida, entendemos que dicha comunión debe ser con Cristo (Juan 6.33-35) y debe ser continua y debe emanar de Dios. Con este punto de la comunión finalizaremos pero antes vamos a entender otros simbolismos de la mesa de los panes de la presencia de Dios.

 

Bajo el contexto general que la madera representa humanidad y el oro divinidad y con la idea de la provisión que el pan da, la mesa bien puede simbolizar a Cristo en su estado de glorificación (oro) el cual está en la presencia de Dios y que, en esta condición puede ofrecernos salvación. La mesa de los panes tenía una “cornisa” que impedía que los panes resbalaran y se cayeran lo que bien puede hablarnos de la seguridad eterna de la salvación de Dios la cual está garantizada aun cuando nosotros no seamos merecedores de ella.

 

Los panes eran de harina lo que puede hablarnos de que los sufrimientos de Cristo eran necesarios para poder convertirse él en el alimento de nuestras almas ya que el grano de trigo tenía que ser cosechado, trillado y molido (en resumen tenía que morir (Juan 12.24) para poder llegar a convertirse en un pan que pudiera ser considerado alimento para nuestros cuerpos y lo mismo paso con Cristo para ser considerado el alimento de nuestras almas.

 

 

GRANDES PROYECTOS, GRANDES COMUNIONES

 

Retomemos el punto.

 

Todo gran proyecto de construcción requiere no solo buenos materiales, que se inicie en lo espiritual y que nos convierta en arcas para Dios. Todo gran proyecto requiere que nosotros seamos la más tengamos la más íntima comunión con Dios.

 

Solo el tener una estrecha relación cotidiana con Dios no permite alcanzar el éxito. Entendámoslo de esta manera: puedo tener los materiales y estos pueden ser de la más alta calidad, puedo seguir el diseño de Dios y desear apegarme a sus principios pero, descuidar la comunión con Dios, el perder el hilo de comunicación que me  permite poner atención a los detalles eso, es lo que determina que todo culmine bien.

 

En nuestros proyectos de vida, no olvidemos la comunión con Dios.

 

De eso, depende el éxito.