Translate
Análisis de la Biblia - 1 Corintios 4
 

  Estudios bíblicos

Análisis de la Biblia

 

1 Corintios 4

 

Autor:

Hno. Miguel Ángel Moreno Montoro

Administrador


 

 


CONDICIONES DE LA CARTA

 

Pablo escribe esta carta desde Éfeso después de haber recibido noticias acerca de cómo el más grande problema de la ciudad estaba entrando en la iglesia: inmoralidad. Se piensa que Estéfanas, Fortunato y Arcaico personajes mencionados en el capítulo 16.17 habían llevado a Pablo algunas inquietudes que los habitantes de Corinto tenían. Estos son los dos motivos de la carta aunque vale la pena señalar que la cita de 5.9-10 sugiere que Pablo ya había enviado alguna otra misiva.

 

Podemos decir que, la estructura de la carta se divide en dos partes: la primer parte es ocupada por Pablo para atacar dos problemas de la iglesia: las divisiones y la inmoralidad sexual. La segunda parte que empieza a partir del capítulo 7 es utilizada para responder a las dudas que tenían los Corintios.

 

 

DIVISIONES

 

Una de las situaciones que causaba división en Corinto en el tiempo de esta primea epístola era el hecho de que algunas personas no daban crédito a la autoridad de Pablo (versículo 18) por lo que Pablo se da a la tarea en el capítulo de hablar acerca de las cosas que lo volvían un auténtico servidor del Señor y alguien con la autoridad suficiente para poder reprender fuertemente a la iglesia.

 

Esto era Pablo y esto es lo que debe caracterizar a aquellos que desean ser considerados siervos del Señor:

 

  • Administrador de los misterios de Dios lo que requería un alto grado de confianza (v.1-2)

  • Sin ningún tipo de presunción (v.7)

  • Ser un continuo “espectáculo” de sentencia de muerte (v. 9)

  • Carentes de todas las necesidades básicas (v.11)

  • Sin ser un carga permanente para nadie (v. 12)

  • Mostrando las virtudes de Cristo (12-13)

  • Teniendo una conducta que debe ser considerada como ejemplo (v.17)

 

Los últimos versículos son utilizados por Pablo para hacer entender a la iglesia de Corinto que él era el padre espiritual de la misma y en consecuencia alguien que exigía moverse en medio de ella con autoridad. Reprende a los que quieren erigirse líderes en su ausencia y reitera una promesa de pronto poder estar en Corinto iglesia a la que desea visitar con amor y no con un látigo en la mano (v.21)

 

Los miembros de la iglesia cristiana deben entender con toda claridad que necesitan ser humildes ante la autoridad de quién ejerce un liderazgo en el nombre del Señor. Muchas divisiones en la iglesia inician cuando personas sin preparación ni madurez quieren levantarse con una autoridad moral que no tienen, con un conocimiento bíblico inexistente y con un temperamento carnal y mentiroso. Cuidemos la casa de Dios, sabiendo respetar y reconocer a aquellos que realmente se mueven en medio de nosotros con el poder de Dios para fortalecer nuestras vidas.