Herramienta de traducción gratuita de páginas web
by free-website-translation.com Reflexiones - Cargas
 

Mujer

Reflexiones

Cargas

 

Autora:

Hna. Eva C. Snchez Luque



 


Por fin llegaron unas vacaciones. Momento ideal para hacer limpieza en el piso y deshacerme de todo lo que ya no sirve. Desde un calentador que ya no funciona hasta unos zapatos rotos del ao 96. Todo va a la basura. Lo intil, fuera de casa.

 

En la biblioteca igual: publicidad de telfonos mviles, de ordenadores, revistas, inmobiliarias, revistas de moda, todo a la basura... Hay que dejar espacio a lo que de verdad me interesa. El ropero no va a ser lo de menos, y de este modo voy seleccionando aquellas prendas que ya no me pongo por su mal estado y dejando a la vista las que verdaderamente pienso usar.

 

Y as poco a poco voy descargando la vivienda de todos los objetos que no sirven ms que para ocupar espacio intilmente. al final, consegu llenar cuatro bolsas donde haba "de todo". Pero, y las otras cargas, las de la mente nos ocupamos de hacer limpieza con ellas? Me refiero a las cargas de los malos pensamientos, de los problemas familiares, del pasado, de la enfermedad, de la depresin; las que nadie conoce ms que nosotras mismas. Las cargas de la desconfianza, la inseguridad, las incapacidades fsicas; en definitiva, cualquier cosa que nos preocupa.

 

Cmo hacemos para desalojarlas de nuestro interior? Qu mtodo usamos normalmente para vaciar nuestra mente de estas cargas invisibles? Porque mis cargas, a veces pesan tanto que no puedo con ellas, y no me queda ms remedio que "hacer limpieza".

 

Yo he aplicado muchos mtodos, empezando por usar mi propia voluntad, pasando por ignorar que las llevo o incluso convivir con ellas como si se tratara de algo natural. Y al final he podido aprender tres cosas:

 

Primero, que es necesario echarlas fuera.

Segundo, que mes es imposible hacerlo sola.

Y tercero, que solo hay alguien que puede ayudarme, Jess.

 

Que esta vida no es fcil no es nada nuevo. Cada una llevamos en nuestras espaldas las cargas que nuestras familias nos han legado. No hay nadie exento de llevar cargas aunque si hay personas ms fuertes que otras. Son parte de nuestra vida y no tenemos ms remedio que soportarlas.

 

Por eso el Evangelio de Jess tiene un mensaje de vital importancia para todo el mundo en este sentido. El Cristianismo no es ninguna filosofa, ni teora, sino una realidad prctica fruto de unas vivencias, o lo que a veces llamamos "experiencia personal". Te invito a que lo conozcas leyendo el Nuevo Testamento!

 

El mensaje de Jess es un "baln de oxgeno" y supone la liberacin de cargas como la tirana de las pautas marcadas por la sociedad, el consumismo y el egocentrismo. Aunque te parezca increble, Jesucristo sigue recogiendo cada da lo que estorba de todo aquello que nos oprime, que no nos deja ser quines somos o quines podemos llegar a ser. l sigue llevando todas nuestras cargas (sentimientos de culpa, ansiedad, tradiciones esclavizantes...) siempre que decidamos deshacernos de ellas. Muchas de nosotras a menudo lo ponemos en prctica.

 

Escucha atentamente lo que dice el Salmo 55.22 "Echa sobre Jehov tu carga y l te sostendr". El Seor quiere liberarte de tus miedos; y por tu parte? ests dispuesta a descargar en l? Jess contina hoy repitiendo aquellas palabras que una vez dijo a sus discpulos:

 

Venid a m todos los que estis trabajados y cargados que yo os har descansar (...) y hallaris descanso para vuestras almas porque mi yugo es fcil y ligera mi carga

Mateo 11.28-30